Filipinas intenta ayudar a damnificados de tifón con ayuda militar de EE.UU.

Tres días después de que el tifón más potente del año arrasara ciudades enteras en el centro de las Filipinas, los sobrevivientes se encuentran sin comida, agua ni medicinas.

11 de Noviembre de 2013 | 14:41 | AFP
AFP

TACLOBAN.- Con ayuda de aviones militares estadounidenses, las autoridades filipinas intentaban este lunes entregar ayuda a los sobrevivientes del tifón "Haiyan", que dejó al menos 10.000 muertos en el archipiélago.


Tres días después de que el tifón más potente del año arrasara ciudades enteras en el centro de las Filipinas, dejando los campos sembrados de cadáveres, los sobrevivientes se encuentran sin comida, agua ni medicinas, y las autoridades intentan evitar los saqueos.


El presidente Benigno Aquino declaró este lunes el estado de catástrofe, que permite al gobierno controlar los precios y desbloquear fondos de emergencia.


"Estén seguros de que en los próximos días la ayuda les llegará cada vez más rápido", dijo el presidente en una alocución televisada.


Mientras el archipiélago hace balance de los ingentes daños humanos y materiales, desde el océano Pacífico se acerca otra tormenta, que amenaza con traer fuertes precipitaciones a la provincia de Leyte y otras zonas gravemente afectadas por el tifón Haiyan.


"Queremos que una brigada organizada y coordinada recoja los cadáveres, traiga comida y ponga fin a los saqueos", señaló Joan Lumbre-Wilson, en uno de los centros de ayuda montados en la ciudad de Tacloban, devastada por el tifón.


"Han pasado cuatro días. Queremos agua y comida. Queremos que alguien nos ayude. Estamos física y emocionalmente agotados. Hay bebés y niños que necesitan atención", dijo.


Sólo en la provincia de Leyte, de la que Tacloban es la capital, las autoridades hablan de unos 10.000 muertos.


El balance podría aumentar, pues muchas zonas se han quedado aisladas y de momento no podían recibir ayuda humanitaria, ya que el tifón destruyó aeropuertos, carreteras y puentes.


En Varsovia, donde se abrió este lunes la XIX conferencia sobre el clima de Naciones Unidas, el negociador filipino decidió hacer huelga de hambre hasta el 22 de noviembre para obtener avances en la lucha contra el cambio climático.


"En solidaridad con mis compatriotas que luchan para encontrar alimentos (...) voy a comenzar un ayuno voluntario", declaró Naderev Sano.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores