Ayuda a damnificados filipinos se acelera con la llegada de militares de EE.UU.

Este viernes, los uniformados descargaron la ayuda humanitaria en el aeropuerto de Tacloban, una de las ciudades más afectadas.

15 de Noviembre de 2013 | 09:04 | AFP
EFE

TACLOBAN.- Las operaciones de socorro a los damnificados de "Haiyan" se aceleraron el viernes con la llegada de importantes medios de las fuerzas armadas estadounidenses, una semana después del paso del tifón por el centro de Filipinas, donde aún había cadáveres sin rescatar entre los escombros de las ciudades arrasadas.


La ONU anunció el viernes que el tifón causó al menos 4.460 muertos, un balance que fue inmediatamente cuestionado por las autoridades filipinas.


La Oficina de coordinación de asuntos humanitarios de Naciones Unidas (OCHA) precisó que había recibido esa cifra el miércoles de la Unidad operacional regional del Consejo nacional para la reducción y gestión de catástrofes naturales, pero el portavoz de este organismo, Reynaldo Balido, insistió en que el balance oficial seguía siendo de 2.360 muertos.


El portaaviones George Washington, con 5.000 marines a bordo, y otros siete navíos, tomaron posición en las costas de las islas más golpeadas.


La flotilla, que dispone de 21 helicópteros, aportó equipos médicos, víveres y ayuda logística.


El viernes en la mañana los estadounidenses descargaban la ayuda humanitaria en el aeropuerto de Tacloban, una de las ciudades más afectadas.


Mientras los trabajadores humanitarios describían la situación como un "infierno logístico", sin transporte ni electricidad, estas operaciones debían permitir acelerar la llegada de la ayuda a los damnificados, que la ONU reconoció como demasiado lenta.


"Oí decir que había aviones estadounidenses ahora. Voy a intentar ir al aeropuerto", indicó Merly Araneta, de 28 años.


"Solo he comido dos veces en cinco días, y bebí el agua de la lluvia recogida en una taza de plástico. Estoy muy cansada".


Además de su flotilla, Estados Unidos anunció el viernes el envío de 1.000 marines.


Las fuerzas estadounidenses en el Pacífico precisaron que los marines viajarán a bordo de dos buques anfibios, el "USS Germantown" y el "USS Ashland", que deberían llegar a Filipinas en unos seis días.


De esta forma Washington llevará maquinaria pesada de construcción, como excavadoras, grúas, remolques, tanques de asalto anfibios y tractores oruga -que pueden moverse tanto por tierra como por agua-, así como generadores y depósitos de agua potable al archipiélago para colaborar en las tareas de rescate.


Los marines se encargarán de restablecer el estado de las carreteras y la distribución del material de sobrevivencia.


Numerosos países, ONG y agencias internacionales prometieron importantes ayudas financieras y materiales. La ONU lanzó un llamamiento para recolectar 301 millones de dólares.


La Cruz Roja destacó la intervención de Estados Unidos que va "probablemente a estabilizar la situación", comentó el viernes su portavoz general Patrick Fullerà l'AFP.


El alcalde de Tacloban, Alfred Romualdez, señaló estar "muy agradecido" con la llegada de los auxilios estadounidense, pero en las calles de la ciudad la situación seguía siendo lúgubre.


Numerosos habitantes hacían cola frente a la alcaldía para cargar sus teléfonos o hacer llamadas gratuitas para comunicarse con sus familiares en otras islas del archipiélago.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Ajedrez

Prueba el nuevo ajedrez y comparte tus resultados

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores