Gobiernos de Brasil y Francia se unen contra espionaje y "convergencias políticas"

Dilma Rousseff y Francoise Hollande se reunieron en el país sudamericano, donde el mandatario europeo realiza una visita.

12 de Diciembre de 2013 | 21:13 | DPA
AFP
BRASILIA.- Brasil y Francia reforzaron este jueves una alianza para enfrentar "con firmeza" el espionaje cibernético, y destacaron las "convergencias políticas" que unen a ambos países más allá de los acuerdos económicos, durante el primer día de visita de Estado que realiza el presidente francés, Francoise Hollande, a Brasil.

"Tenemos los mismos principios, aprecio por la independencia y la soberanía, y también por el multilateralismo y el respeto a las instituciones internacionales y por la bella idea de la solidaridad", dijo Hollande tras reunirse con su par brasileña, Dilma Rousseff.

Respecto al espionaje cibernético, del cual ambos presidentes fueron objetivo por parte de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos, los dos mandatarios destacaron hoy la importancia de unir esfuerzos contra esa práctica.

"Nos interesa mucho una alianza con Francia en todas las áreas vinculadas a la defensa cibernética", dijo Rousseff en conferencia de prensa ofrecida tras una reunión que mantuvieron en el Palacio del Planalto, sede de la Presidencia.

"Brasil y Francia pretenden ser socios en la construcción de un orden mundial más justo, igualitario y democrático", subrayó la presidenta.

Hollande dijo a su turno que tras "una serie de revelaciones" de espionaje, es necesario "tener una reacción firme y una política que proteja nuestros derechos y evite que eso se repita", y reiteró el apoyo de su gobierno al proyecto sobre el derecho a la privacidad en la era digital, presentado por Brasil y Alemania ante la Asamblea General de Naciones Unidas en noviembre pasado.

"Apoyamos esa iniciativa porque es necesaria para nuestra soberanía y también para las libertades individuales", dijo Hollande.

En otro orden, el mandatario francés dijo que ambos países continuarán impulsando el intercambio comercial en áreas tales como energía, transportes, salud, turismo y sostenibilidad, pese a las dificultades que pueda interponer la crisis financiera internacional.

Respecto a la realidad internacional, el presidente francés prometió que su país se empeñará para que la Unión Europea y el bloque regional Mercosur alcancen "muy rápidamente" un acuerdo comercial satisfactorio.

Tras reunirse en el Palacio del Planalto, sede de la Presidencia, los presidentes manifestaron asimismo su preocupación por los violentos conflictos que se viven en Siria y por el avance del acuerdo alcanzado con Irán respecto a su controvertido programa nuclear.

Sobre Siria, Rousseff recordó que Brasil "cuenta con una expresiva población de descendencia siria" y reiteró que el gobierno "continúa apoyando los esfuerzos diplomáticos para poner fin al conflicto".

También urgió a "combatir la crisis humanitaria" que afecta a la población de ese país.Por su parte, el presidente francés sostuvo que si bien se consiguió destruir las armas químicas en Siria, "todavía no hay paz" en el país árabe.

Sobre Irán, Rousseff dijo que espera que el acuerdo, que propone que el régimen iraní limite parte de sus actividades nucleares a cambio de un levantamiento parcial de las sanciones económicas que lo afectan, concluya de una forma satisfactoria, atendiendo a las preocupaciones de la comunidad internacional, y al mismo tiempo respete el derecho de Irán de usar energía nuclear en forma pacífica.

Hollande arribó hoy a la capital brasileña donde fue recibido con honores de Estado, y fue agasajado con un almuerzo en el Palacio Itamaraty, sede de la Cancillería brasileña.

Su agenda incluye su participación en el Diálogo de Alto Nivel Brasil-Francia en Educación, que se realiza en el Museo Nacional de la República, y reuniones con el ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva, bajo cuyo gobierno fue firmada entre ambos países una Asociación Estratégica, y con el ministro de Educación, Aloizio Mercadante, con quien abordará asuntos vinculados al intercambio estudiantil entre ambos países.

Durante su estadía en Brasil, será lanzado el Foro Económico Franco-Brasileño, que será coordinado por ambos gobiernos y congregará a empresarios de los dos países. El foro tiene como objetivo estrechar los lazos de los respectivos sectores privados e impulsar las inversiones en uno y otro país.

Brasil y Francia mantienen una Asociación Estratégica que data de 2006. Según expresó hoy la presidenta brasileña a través de su cuenta en Twitter, dicha asociación involucra "importante iniciativas conjuntas en ciencia y tecnología, defensa y educación".

Rousseff resaltó que Francia es el sexto mayor inversor en Brasil, y que existen más de 500 empresas galas instaladas en el país sudamericano, entre ellas varias que participan de proyectos de infraestructura, como el Campo de Libra -yacimiento de petróleo en aguas ultraprofundas- y vinculadas al sector aeroespacial y militar.

El presidente francés, quien según la Cancillería brasileño llegó acompañado de una comitiva integrada por ministros y empresarios, partirá en la noche de hoy rumbo a Sao Paulo, donde mantendrá reuniones con autoridades y empresarios.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores