China reformará gradualmente el sistema de permisos de residencia internos

El régimen chino ha indicado que busca fomentar la urbanización, el traslado de hasta 400 millones de campesinos a las ciudades, como parte de su estrategia para cambiar su modelo económico.

15 de Diciembre de 2013 | 05:38 | EFE

BEIJING.- China levantará gradualmente las restricciones en los permisos de residencia internos o "hukou" en las pequeñas ciudades, una medida que se extenderá después a las poblaciones de mediano tamaño, dentro de sus planes para favorecer la urbanización del país.


Según explican hoy los medios chinos, los planes se abordaron en la Conferencia de Trabajo Económica Central, la reunión de las principales autoridades chinas celebrada esta semana en la que se trataron los objetivos económicos del año próximo para la República Popular.


El régimen chino ha indicado que busca fomentar la urbanización, el traslado de hasta 400 millones de campesinos a las ciudades, como parte de su estrategia para cambiar el modelo económico del país, basado en las exportaciones y que comienza a dar señales de agotamiento, por otro más sostenible y que tenga como pilar el consumo interno.


Uno de los principales pasos será la reforma del sistema de hukou, que hasta ahora priva a muchos campesinos que se trasladan a las ciudades de servicios sociales como la educación gratuita, lo que inhibe el consumo de esta parte de la población.


Las limitaciones que impone el hukou se eliminarán gradualmente, de manera que se comenzará por las poblaciones de tamaño más reducido y se pasará gradualmente a las de mediano tamaño.


De esta manera, las autoridades chinas esperan crear las condiciones para una migración controlada a las ciudades de gran tamaño, mientras que se controlará estrictamente la población en las macrociudades.


Según indicó la agencia oficial Xinhua, en un comunicado emitido tras la reunión se afirma que la urbanización "es el camino que China debe adoptar en su búsqueda de la modernización".


El documento también hace hincapié en que el proceso de urbanización, del que el primer ministro, Li Keqiang, es el gran defensor, tendrá también como pilares el desarrollo basado en el respeto al medioambiente y a un uso reducido del carbón, la principal fuente de energía en China.


Asimismo, asegura que se hará un uso mejor de los terrenos edificables.


Para financiar esta reforma, una de las grandes incógnitas dado que el sistema fiscal actual destina la mayor parte del dinero procedente de los impuestos al Gobierno central, mientras que las autoridades locales se ven obligadas a recurrir a la venta de terrenos para recaudar fondos, el documento se limita a indicar que se darán pasos para "mejorar los mecanismos de gravamen local", establecer un sistema de emisión de bonos locales y alentar al capital privado a invertir en las infraestructuras públicas.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores