Colombia busca frenar a conductores ebrios con las multas más altas de Latinoamérica

Hasta 14.600 dólares ($7.7 millones) deberán cancelar quienes conduzcan literalmente borrachos. En Chile la multa máxima podría llegar a 1.200.000 pesos.

13 de Enero de 2014 | 13:04 | AFP
AFP

BOGOTÁ.- Colombia busca frenar los accidentes causados por conductores ebrios con una nueva ley que impone multas mínimas de 900 dólares por manejar bajo efectos del alcohol y de hasta 14.600 dólares por conducir reiteradamente en estado de ebriedad, las sanciones económicas más altas en Latinoamérica.


Después de una serie de fatales accidentes que recibieron gran atención mediática en 2013, el Congreso colombiano sancionó pocos días antes de finalizar el año una ley que rebaja los niveles tolerados de alcohol en sangre para conductores, establece elevadas multas por manejar borracho y considera este factor como "agravante punitivo" en caso de muertes.


Ahora, cualquier conductor que sea sorprendido con entre 0,2 gramos y 0,39 gramos de alcohol por litro de sangre, recibe una multa de 900 dólares, 20 horas de trabajos comunitarios y la suspensión de su licencia por un año.


En adelante, las multas se van duplicando al pasar a grado uno, dos y tres y llegan hasta 14.600 dólares para los casos más graves, cuando el conductor es sorprendido por tercera vez con más de 1,5 gramos de alcohol en sangre.


El caso de Fabio Salamanca, un joven de 23 años que presuntamente conducía ebrio y a exceso de velocidad cuando estrelló su camioneta contra un taxi en Bogotá en julio, fue uno de los casos más sonados del año, pues provocó la muerte de dos jóvenes ingenieras y dejó discapacitado al taxista.

Ejemplo de Brasil

La Organización Panamericana de la Salud  (OPS) presenta como ejemplo exitoso el de la ley de "Tolerancia cero" de Brasil, que desde 2008 -y con penas más severas desde 2012- solo permite niveles de 0,05 miligramos de alcohol por litro de sangre y establece multas de 830 dólares y del doble por reincidencia.


Otro país que recientemente endureció su legislación en la materia fue Chile, donde desde marzo de 2012 se bajó el nivel de alcohol permitido para conductores de 0,5 a 0,3 gramos. Cualquier infracción allí acarrea la detención del chofer, multas a partir de $40.000 (80 dólares) y suspensión de la licencia. Mientras que la multa máxima podría llegar a los 1.200.000 pesos.


También Panamá prepara una ley con sanciones económicas tan severas como las de Colombia, con multas mínimas de 1.500 dólares y suspensión temporal de la licencia, y máximas de 12.000 dólares y revocatoria total del permiso de conducir para quienes sean sorprendidos manejando borrachos por cuarta vez.


Por su parte, Uruguay opta por imponer periodos de trabajos comunitarios a los conductores borrachos y Cuba, desde 2013, les suspende la licencia por entre 6 meses y 5 años.


A la vez, hay países latinoamericanos -como Venezuela o Paraguay- donde la legislación pena la conducción bajo los efectos del alcohol con multas o incluso cárcel, pero en los que rara vez se hacen efectivas las sanciones.


En Paraguay causó revuelo el caso del parlamentario oficialista al Mercosur Tomás Bittar, quien en un choque dejó malherido a un joven en mayo, y se dio a la fuga. Luego fue identificado, pero se libró de los cargos porque un juez le permitió jurar antes como congresista, con lo que quedó protegido por fueros.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores