China juzga a cuatro miembros más de "Nuevo Ciudadano" tras condenar a líder

Los acusados participaron en manifestaciones contra la corrupción en el seno del Partido y el Estado y para exigir el derecho a la educación a toda la población.

27 de Enero de 2014 | 05:33 | EFE

BEIJING.- Un tribunal de Beijing juzga hoy a cuatro activistas más del movimiento civil "Nuevo Ciudadano", una agrupación que pide a los líderes que divulguen sus bienes y que se aplique la Constitución china.


Los procesos contra Ding Jiaxi, Li Wei, Yuan Dong y Zhang Baocheng comenzaron esta mañana en un tribunal de la capital, un día después de que el fundador del movimiento, el abogado Xu Zhiyong, fuera condenado a cuatro años de cárcel por "alteración del orden público".


Esta es la misma acusación a la que se enfrentan hoy los cuatro miembros más de "Nuevo Ciudadano", que participaron en manifestaciones contra la corrupción en el seno del Partido y el Estado y para exigir el derecho a la educación a toda la población.


En total, siete activistas de este movimiento han sido juzgados en Pekín desde el miércoles, si bien hasta ahora solo se ha anunciado el veredicto del fundador, Xu Zhiyong.


Además, otros tres miembros de la agrupación fueron procesados en diciembre, sin que se haya conocido tampoco aún sus veredictos.


Como ocurrió en los procesos celebrados la pasada semana, un fuerte control policial rodeaba hoy la corte pequinesa, lo que impidió que los periodistas pudieran acercarse.


Los juicios y la condena a Xu, uno de los líderes ciudadanos más prominentes de los últimos años en China, han sido denunciados por organizaciones de derechos humanos y la comunidad internacional, que han pedido que se revoquen las acusaciones y la sentencia.


"Nuevo Ciudadano" nació con la idea de reclamar que se apliquen los principios inscritos en la Constitución china.


Los juicios contra los miembros del movimiento, a juicio de defensores de los derechos humanos, ponen de manifiesto una contradicción del régimen del presidente chino, Xi Jinping.


Mientras Xi ha hecho de la lucha contra la corrupción el eje de su Gobierno, al mismo tiempo ha emprendido una campaña de detenciones -y ahora, condenas, como la de Xu- contra los ciudadanos de un movimiento que protesta, precisamente, contra esa misma corrupción.


El pasado fin de semana, el embajador de EE.UU., Gary Locke, expresó en un comunicado el temor de su país a que los juicios contra estos activistas "sea una retribución por sus campañas públicas para denunciar la corrupción oficial y por la expresión pacífica de sus puntos de vista".

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores