Un muerto y 70 heridos dejó jornada de celebraciones en Argentina por final del Mundial

El obelisco en Buenos Aires fue el lugar más concurrido por los hinchas de la selección albiceleste, donde se registraron diversos hechos de violencia.

14 de Julio de 2014 | 13:30 | DPA
Reuters

BUENOS AIRES- Una persona murió, 70 resultaron heridas y más de 100 fueron detenidas en Argentina por diversos incidentes en el marco de la final del Mundial de fútbol de la selección de ese país con la de Alemania en Río de Janeiro.


Un joven de 18 años falleció al caerse desde un bus de la locomoción colectiva en la localidad bonaerense de Virrey del Pino, durante los festejos previos a la final, informó el jefe de la Policía de la provincia de Buenos Aires, Hugo Matzkin.


Tras el hecho, un grupo de vecinos de la zona atacó una de las terminales de la línea de buses que protagonizó el accidente y prendió fuego al menos a ocho máquinas.


En declaraciones al canal C5N, Matzkin también dijo que hubo 79 detenidos por los disturbios en territorio bonaerense durante la celebración del subcampeonato alcanzado por el equipo dirigido por Alejandro Sabella.


El jefe de la Policía bonaerense puntualizó que en la provincia de Buenos Aires "los focos más grandes de los incidentes" estuvieron en las ciudades de La Plata, Mar del Plata y Junín.


Los violentos disturbios que empañaron el festejo popular por el subcampeonato en el Mundial de Brasil 2014 se concentraron la noche del domingo en el tradicional Obelisco del centro de la ciudad de Buenos Aires, donde unas 100.000 personas se reunieron para apoyar a la "albiceleste" pese a la derrota por 1-0 ante Alemania.


El secretario de Seguridad nacional, Sergio Berni, dijo que fueron "planificados" los incidentes registrados en el centro de la capital argentina, que dejaron un saldo de 120 detenidos y 70 heridos.


"No tengo ninguna duda de que esto fue totalmente planificado, hubo una planificación para que ocurriera esto y se pudiera generar un gran caos", declaró Berni a radio "La Red". Advirtió además que los agresores "tendrían relación con las 'barrabravas' de Chacarita e Independiente".


Los festejos en el Obelisco se interrumpieron por desmanes generados por un grupo de personas que comenzó a arrojar piedras contra la policía.


Muchos de los presentes en el lugar destruyeron y saquearon locales comerciales, un conocido teatro y un hotel, dañaron móviles de televisión y otros vehículos, robaron a transeúntes y turistas, quemaron cestos de residuos y rompieron paraderos de la locomoción.


El director general del Servicio de Atención Médica de Emergencia (SAME), Alberto Crescenti, confirmó este lunes que los disturbios en el centro de Buenos Aires causaron 70 heridos, entre ellos 15 policías.


El jefe del Gabinete nacional, Jorge Capitanich, lamentó los incidentes y aseguró que "empañaron la fiesta popular de carácter espontáneo".


"Lamentamos este tipo de episodios", declaró el jefe de ministros de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Capitanich destacó en tanto el "orgullo" que siente "el pueblo por la selección" y el "enorme esfuerzo" del plantel dirigido por Sabella.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores