Vicepresidente argentino declara por falsificación de documentos y podría ser procesado

Amado Boudou dijo ser "víctima" de "una verdadera red de gestores falsificadores", a los que culpó de haber adulterado su firma durante la transferencia del auto que adquirió en 1993.

23 de Julio de 2014 | 17:39 | DPA
NYT

BUENOS AIRES.- El vicepresidente argentino, Amado Boudou, declaró este miércoles ante la Justicia en la causa donde se lo investiga por la presunta falsificación de documentos en la compra de un automóvil y quedó a la espera de saber si será procesado por segunda vez en un mes.


La autoridad presentó un escrito ante el juez federal Claudio Bonadio en los tribunales de Retiro, en Buenos Aires, en la causa donde se lo investiga por poseer un auto con supuesta documentación falsa.


El magistrado decidirá en los próximos diez días si lo procesa.


Boudou señaló en su descargo escrito que es "víctima" de "una verdadera red de gestores falsificadores", a los que culpó de haber adulterado su firma en el trámite de transferencia del auto Honda que adquirió en 1993.


"Puesto que el vehículo era usado, al realizarse la transferencia a su nombre los gestores encargados falsificaron la firma y fraguaron el DNI (documento nacional de identidad)", señaló un comunicado de Vicepresidencia.


"La insólita forma en que se hicieron las cosas me causó un perjuicio tal que habiendo adquirido legítimamente un rodado, me he visto privado de su uso durante algunos años y envuelto en causa criminal en calidad de imputado cuando no fui más que una víctima", sostuvo.


En medio de un fuerte operativo de seguridad, el funcionario se retiró de los tribunales sin hacer declaraciones a la prensa, a diferencia de hace unas semanas, cuando eligió hablar en el marco de otra causa, en la que quedó procesado por "cohecho" y "negociaciones incompatibles con la función pública".


Se trata una investigación donde la Justicia busca determinar si Boudou, durante su gestión como ministro de Economía (2009-2011), intervino para salvar de la quiebra a la imprenta de billetes Ciccone Calcográfica y luego contribuyó a dejar la gestión de la empresa en manos de supuestos allegados suyos. Tiempo después, la compañía fue nacionalizada.


El vicepresidente trasandino, que afronta además una causa por supuesto enriquecimiento ilícito, es el primero con ese cargo que fue procesado durante su ejercicio. Su situación generó un pedido unánime de la oposición para que renuncie o pida licencia, algo que hasta ahora él rechazó en todo momento.


Boudou, de 51 años, militó en la Unión del Centro Democrático (UCeDe), agrupación de centroderecha ya extinta, y luego se acercó al kirchnerismo.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores