Indonesia se prepara para ejecutar a 6 reclusos pese a peticiones de clemencia

Entre los detenidos figura un brasileño sorprendido en 2003 portando 13,4 kilos de cocaína en el aeropuerto de Yakarta.

17 de Enero de 2015 | 06:27 | EFE

BANGKOK.- Las autoridades indonesias ultiman hoy los preparativos para la ejecución de seis presos en el corredor de la muerte, cinco de ellos extranjeros, incluido un brasileño, pese a varias peticiones de clemencia.


El fiscal general, Praseyto, indicó que cinco de los reclusos fueron trasladados a la penitenciaría de Nusakambangan y el sexto a la de Boyolali, ambas en la isla Java, donde las sentencias se ejecutarán a las 00:00 horas del domingo, informó el diario "Kompas".


Praseyto añadió que se han preparado los seis pelotones de fusilamiento y la atención religiosa para cada uno de los condenados de acuerdo con sus confesiones.


También dijo que el 30 de diciembre fueron rechazadas las peticiones de clemencia para los seis condenados -un indonesio, un brasileño, un holandés, dos nigerianos y un vietnamita- todos ellos por un delito de tráfico de drogas.


"Esto enviará un mensaje a los miembros de los sindicatos de la droga. No hay clemencia para los traficantes", indicó el fiscal general.


Estas serán las primeras de las 20 ejecuciones que las autoridades indonesias planean llevar a cabo este año después de que en 2014 no se realizara ninguna y pese a nuevas peticiones de clemencia de última hora.


La Presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, llamó el viernes por teléfono a su homólogo indonesio, Joko Widodo, para abogar por la vida de Marco Archer Cardoso Moreira, de 53 años, detenido en 2003 en el aeropuerto de Yakarta, cuando intentaba ingresar en el país con 13,4 kilos de cocaína escondidos en los tubos de un ala delta.


Widodo, que ha insistido en que no perdonará las condenas a muerte por delitos relacionados con el tráfico de drogas, respondió que "no podría conmutar la sentencia" pues se han cumplido todos los trámites legales.


Amnistía Internacional (AI) pidió una moratoria de la pena de muerte a Widodo, que tomó posesión del cargo en octubre y ha sido considerado por muchos activistas como una esperanza de un cambio en el país.


"El nuevo Gobierno indonesio juró el cargo con la promesa de mejorar el respeto por los derechos humanos, pero proceder con estas ejecuciones sería un movimiento regresivo", dijo el director de AI en Asia, Rupert Abbott.


Una docena de organizaciones locales dedicadas a la atención de toxicómanos, enviaron una carta al presidente indonesio pidiéndole también que posponga las ejecuciones.


Uno de los firmantes, el fundador de Fortalecimiento y Acción por la Justicia, Rudhy Wedhasmara, dijo que la solución al tráfico de drogas no es la pena de muerte, cuyas víctimas, dijo, son personas en una posición débil y vulnerable, y no los jefes de las redes de tráfico.


"El estado no debería poner la carga de su fracaso en la lucha contra la droga en la pena de muerte. Por aquellos que sabemos y sentimos realmente los efectos dañinos del tráfico ilícito, queremos que este sea combatido sin causar la muerte", dijo Wedhasmara, según "Kompas".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores