EmolTV

Arma que provocó muerte de Nisman se habría disparado a 15 o 20 cms de su sien

El antecedente sería confirmado en un próximo informe de la Policía Federal. Hoy la información fue adelantada por la prensa trasandina.

24 de Enero de 2015 | 12:40 | Emol

El cuerpo de Nisman no presentaba hematomas, lo cual es extraño en caso de suicidio con un arma de fuego, pues el cuerpo debe golpearse al caer.

AP.

SANTIAGO.- Un peritaje balístico realizado por la policía argentina determinó, según adelanta el diario Clarín, que el disparo que provocó la muerte del fiscal Alberto Nisman se habría producido a una distancia de entre 15 y 20 centímetros de su cráneo.


Este antecedente sería expuesto en un próximo informe de la Policía Federal, el cual incluiría antecedentes de la autopsia practicada a los restos del Fiscal Especial de la Unidad AMIA.


Fuentes judiciales que investigan el caso, dijeron al diario bonaerense que si el gatillo de la pistola Bersa calibre 22 se disparó a dicha distancia, se pone en duda— aún más— la hipótesis de suicidio.


El miércoles pasado, el mismo periódico aseveró que vinculados a la investigación dijeron que "no se apoyó la pistola en la cabeza de Nisman" sino que el disparo "se habría hecho desde algunos centímetros de distancia de la sien, lo cual sería absolutamente anormal para un caso de suicido".


Otro antecedente relevante del informe adelantado por la prensa trasandina, indica que "si el disparo de una Bersa calibre 22 -que es de baja velocidad- se produce pegado al cráneo, el tiro queda adentro, no tiene orificio de salida y, si lo tiene, es limpio. Si se aleja, el proyectil de la Bersa Calibre 22, la bala toma velocidad y produce otros efectos sobre su blanco. Para el caso de Nisman se informó que había perdido bastante masa encefálica".

Por otra parte, las manos del fiscal experto en terrorismo no presentaban rastros de pólvora. Su cuerpo tampoco tenía hematomas del golpe que debería haber recibido al caer tras el disparo.


Esta semana, la Presidenta Cristina Fernández dijo estar segura de que la muerte de Nisman no fue un suicidio. Con esta declaración salió al paso de las acusaciones que la apuntan como responsable de su muerte.


Nisman murió pocas horas antes de presentar una denuncia que acusaba a la Presidenta Cristina Fernández de encubrir la participación de Irán en un atentado antisemita en 1994. El fiscal aseguraba que la viuda de Néstor Kirchner lo hizo con fines económicos.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores