Presidente de Cataluña se desmarca del presunto fraude de su antecesor

"La confesión que hizo el señor Jordi Pujol era y es un tema personal suyo y de su familia (...) No tenía que ver ni con el gobierno, ni conmigo", sostuvo Artur Mas.

09 de Febrero de 2015 | 16:01 | DPA
AP

BARCELONA.- El Presidente del gobierno de Cataluña, Artur Mas, se desvinculó este lunes del fraude cometido por su antecesor al frente de la región del noreste de España, el histórico Jordi Pujol, quien en julio confesó haber ocultado una fortuna durante 34 años en paraísos fiscales.


"La confesión que hizo el señor Jordi Pujol era y es un tema personal suyo y de su familia (...) No tenía que ver ni con CiU (el partido de Mas), ni con el gobierno, ni conmigo", dijo el jefe del Ejecutivo catalán.


Mas compareció en la comisión de investigación sobre fraude fiscal creada en el Parlamento catalán a raíz del llamado "caso Pujol", que provocó un terremoto político en España en pleno proceso soberanista.


Aseguró que conoció el contenido de la confesión de su "padre político", que gobernó durante 23 años Cataluña, unas horas antes de que éste la mandara a los medios.


"No le pedí que no lo hiciese público a pesar del perjuicio que eso podía ocasionar tanto al partido como a la institución que yo presido", aseguró el Presidente catalán.


Mas, que fue preguntado por representantes de los grupos parlamentarios, destacó que la Agencia Tributaria de Cataluña abrió diligencias para investigar el presunto fraude de Pujol tras su confesión para defender el "erario catalán".


Hizo referencia, además, a las decisiones "nada agradables" que tomó tras la confesión del ex presidente.


"A principios de agosto, Pujol dejó de tener su oficina de ex presidente y las remuneraciones económicas que por ley tienen los ex presidentes de la Generalitat (gobierno catalán) se retiraron", dijo.


Jordi Pujol, de 84 años, declaró hace unos días como imputado ante un juez de Barcelona. Aseguró que ocultó el dinero por miedo a un posible daño a su imagen política y sostuvo que éste no procedía de fondos públicos sino de una herencia familiar.


Presidente de Cataluña de 1980 a 2003, era hasta el estallido de este caso uno de los políticos más respetados en la región y en el resto de España por su lucha contra la dictadura franquista, que le costó cárcel, su papel en la Transición y sus años de gobierno.


En septiembre compareció en el Parlamento catalán, donde se defendió ante los que le acusaron de corrupto.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores