Strauss-Kahn insiste en que no sabía que mujeres de las orgías eran prostitutas

El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional concluyó este jueves su declaración en el juicio en el que se le acusa de proxenetismo.

12 de Febrero de 2015 | 14:17 | EFE
AP

PARÍS.- Dominique Strauss-Kahn concluyó este jueves su declaración como acusado de proxenetismo agravado ante el Tribunal Correccional de Lille, donde volvió a negar que supiera que había prostitutas en las orgías en las que participaba cuando era director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI).


Strauss-Kahn, de 65 años, insistió en que nadie le dijo que se había pagado a las mujeres que acudían a las fiestas celebradas entre 2007 y 2011 para mantener relaciones con él y sus amigos en ciudades como Lille, Washington o París.


En este tercer día de interrogatorios al ex ministro francés de Finanzas, el tribunal le preguntó sobre algunos mensajes de móvil intervenidos en los que utilizaba términos como "material" o "regalo" para referirse a sus acompañantes femeninas, a lo que Strauss-Kahn contestó que eran cortos y concisos y se suponía que no debían aparecer en otro contexto.


Se leyeron en la sala siete mensajes que intercambió con el empresario Fabrice Paszkowski, que también forma parte de los doce hombres y dos mujeres acusados de haber contratado un equipo de prostitutas para las fiestas libertinas en las que participaba Strauss-Kahn, al que en Francia se conoce como DSK.


"¿Puedes venir a descubrir una magnífica discoteca traviesa en Madrid conmigo y con material?", le decía uno de sus amigos al ex político socialista en uno de los mensajes.


Según DSK, ese tipo de textos demuestran que a él se le invitaba a las fiestas pero que no era ni el instigador ni uno de los organizadores, por lo que no podía saber que algunas de esas mujeres eran prostitutas y cobraban por ofrecer relaciones sexuales.


El presidente del tribunal también se interesó por el departamento de 45 metros cuadrados situado en la avenida Iéna de París que había alquilado y que se sospecha que Strauss-Kahn escondió porque lo utilizaba para encuentros sexuales remunerados.


"Soy un político, casado. No quería que el contrato estuviera a mi nombre y se lo pedí a un amigo. El departamento me servía para actividades sexuales y para el trabajo", resumió DSK, que entonces ejercía como director gerente del FMI y estaba casado aún con la periodista Anne Sinclair.


Strauss-Kahn, que podría ser condenado a una pena máxima de diez años de cárcel y 1,5 millones de euros de multa, volverá al tribunal la semana próxima, del lunes al miércoles, para escuchar la petición fiscal y los alegatos de la defensa.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores