Cristina Fernández evita referirse a imputación en su contra por caso AMIA en acto público

La mandataria argentina no hizo comentarios sobre la acusación presentada este viernes por el fiscal Gerardo Pollicita. Mientras, funcionarios oficialistas califican la acción como "un disparate".

14 de Febrero de 2015 | 21:02 | DPA

En la foto, Cristina Fernández durante el acto público de este sábado en El Calafate.

EFE

EL CALAFATE.- La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, evitó hoy referirse al pedido de imputación que un fiscal hizo en su contra por encubrir a los responsables del atentado a la AMIA, pero en un acto público aseguró que su gobierno está "empecinado en brindar alegría".


"Estamos tercamente empecinados en brindar alegría. Ningún pueblo puede crecer sin alegría", expresó la mandataria en un breve discurso que pronunció en la inauguración de un anfiteatro en la ciudad patagónica de El Calafate, a la que viajó para descansar en su residencia durante los próximos días.


Kirchner no hizo mención allí a la acusación en su contra que presentó este viernes el fiscal Gerardo Pollicita como continuidad de la denuncia que había hecho pública, cuatro días antes de su muerte, su colega Alberto Nisman, al frente de la investigación del atentado terrorista a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) el 18 de julio de 1994, con 85 muertos y cientos de heridos.


El silencio de la jefa de Estado sobre el tema no se correspondió con la reacción que hoy tuvieron funcionarios de gobierno, legisladores oficialistas y dirigentes que aspiran a sucederla en la presidencia, quienes criticaron la medida del fiscal Pollicita por ser, dijeron, una decisión que pretende "desestabilizar la democracia" y terminar con el gobierno antes de la finalización legal del mandato.


"Si se imputa a la presidenta en el marco de una denuncia de nula sustancia jurídica es obvio que se busca desestabilizar la democracia", consideró el diputado kirchnerista por la provincia de Buenos Aires Fernando "Chino" Navarro.


El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, opinó que la determinación del fiscal es "un verdadero disparate" que se relaciona con que a la jefa de Estado "no le terminan de perdonar la autonomía e independencia sobre el poder económico y mediático".


"Se han juntado lo peor de los medios de comunicación con lo peor del Poder Judicial", señaló Sergio Urribarri, gobernador de la provincia de Entre Ríos y, al igual que Randazzo, precandidato a la presidencia argentina por el kirchnerismo.


Horas después de conocer la acusación del fiscal Pollicita, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, había asegurado que todo se trata de una maniobra de "golpismo judicial" contra el gobierno.


Por su parte, el presidente de la Asociación de Fiscales de Argentina, Carlos Donoso Castex, ratificó la decisión de algunos funcionarios del Ministerio Público de marchar el próximo miércoles a la histórica Plaza de Mayo para brindar un homenaje a Nisman, de cuya muerte, provocada en extrañas circunstancias por un disparo, se conmemorará ese día un mes de ocurrida.


Donoso Castex aseguró que los fiscales no necesitan de una autorización de la procuradora, Alejandra Gils Carbó, para participar de la movilización, a la que adhirieron dirigentes políticos de la oposición.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores