Perú cierra temporalmente órgano de inteligencia tras denuncias de espionaje

El Gobierno dio un plazo de 180 días para que la Dirección Nacional de Inteligencia sea reorganizada, y generar mayores niveles de confianza en la ciudadanía.

01 de Marzo de 2015 | 14:52 | EFE
Reuters (Archivo)

LIMA.- El Gobierno de Perú decretó el cierre temporal de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI) para reorganizarla, tras las denuncias de espionaje a políticos y miembros de la oposición.

Un decreto supremo publicado este domingo, en el diario oficial "El Peruano" estableció que el cierre temporal de la DINI será de 180 días para "fortalecer su rectoría, lograr mayores niveles de confianza en la ciudadanía, en la eficiencia de producción de inteligencia y en el uso transparente de los recursos públicos".

El mismo decreto contempla la creación de una "Comisión Reorganizadora de Alto Nivel de la DINI", que deberá elaborar un informe con propuestas y recomendaciones para mejorar el servicio nacional de inteligencia.

Ésta "tendrá como objeto evaluar y proponer las normas que resulten necesarias para su reorganización en aspectos de profesionalización, racionalización y modificación de aspectos operativos, administrativos, técnicos y procesales", explicó el decreto.

El presidente Ollanta Humala anunció el cierre temporal de la DINI el pasado 9 de febrero como uno de los acuerdos alcanzados en el diálogo nacional que organizó ese día con una quincena de fuerzas políticas del país.

El cierre de la DINI fue una propuesta presentada en esa reunión por la esposa de Humala, Nadine Heredia, como presidenta del Partido Nacionalista. Posteriormente, el mandatario peruano argumentó que se trata de una medida "dura" que ayudará a "atacar el problema de fondo", en referencia a las denuncias.

El presunto espionaje del Gobierno se conoció a mediados de enero, cuando la revista Correo Semanal publicó fotografías y vídeos de aparentes seguimientos a la actividad privada de los ex ministros apristas Jorge del Castillo y Miguel Hidalgo y del empresario Jorge Mur.

La publicación atribuía la procedencia de los documentos a la DINI, "que depende del presidente", y a la Dirección de Inteligencia de la Policía (Dirin), que "reporta al ministro del Interior, Daniel Urresti".

En los días posteriores, el canal de televisión "Latina" reveló otro presunto caso de espionaje a la vicepresidenta Marisol Espinoza, que fue negado por Humala en un mensaje televisado en el que prometió desclasificar informes secretos para contrarrestar la denuncia.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores