Francia: La oposición logra una amplia victoria en las elecciones departamentales

La conservadora Unión por un Movimiento Popular (UMP) del ex presidente Nicolas Sarkozy se aseguró el predominio en la segunda ronda de estos comicios, quedándose con entre 65 y 71 de los 101 departamentos, mientras que el oficialismo lograría entre 28 y 35.

29 de Marzo de 2015 | 18:09 | AFP
AFP
PARÍS.- La oposición de derecha obtuvo una amplia victoria en las elecciones departamentales francesas, marcadas por una severa derrota de la izquierda en el gobierno y la confirmación del avance de la extrema derecha, que no logró empero su reto de ganar al menos un departamento.

Estas elecciones eran escrutadas con particular interés porque se consideraban un primer test electoral con vistas a la presidencial de 2017.

No bien se anunciaron los primeros resultados, el ex presidente Nicolas Sarkozy, líder de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), estimó que se trata de una "desautorización sin apelación" del gobierno socialista.

"La alternancia está en marcha y nada la detendrá", dijo.

Según las primeras estimaciones, la derecha ganaría entre 65 y 71 de los 101 departamentos franceses, la izquierda entre 28 y 35.

El Frente Nacional obtuvo numerosos escaños pero no logró su reto de dirigir al menos uno de los departamentos, según reconoció su vicepresidente, Florian Philippot, en declaraciones a la AFP.

Al preguntársele al respecto, Philippot respondió: "Es seguro" que el FN no tendrá ningún departamento. El partido liderado por Marine Le Pen albergaba esperanzas de ganar entre uno y cuatro departamentos.

La izquierda administraba hasta ahora 61 de los 101 departamentos franceses.

Cerca de 40 millones de electores eran llamados a participar en esta elección, que concierne todo el territorio francés salvo París y Lyon, ciudades en las que las atribuciones de los departamentos son ejercidas por otras  instancias.

La abstención fue de entre 49,8% y 51%, según proyecciones de los institutos de sondeo, es decir, alrededor de un elector de cada dos.

Este resultado del gubernamental Partido Socialista podría ser de muy mal augurio para la presidencial de 2017.

La izquierda se había esforzado en movilizar a su electorado después de la primera vuelta para limitar la derrota.

El primer ministro, Manuel Valls, multiplicó los mítines en las últimas semanas, llamando a la unión de la izquierda y a la movilización para detener el avance del ultraderechista Frente Nacional (FN) de Marine Le Pen.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores