EmolTV

Surcoreano que apuñaló al embajador de EE.UU. reivindica su acción ante jueces

Activista de 55 años dijo que su acción logró suspender aunque sea por un día, los ejercicios militares conjuntos de Seúl y Washington.

23 de Abril de 2015 | 04:22 | EFE

Kim Ki-Jong agredió con un cuchillo al embajador de EE.UU en Corea del Sur.

EFE
SEÚL.- Kim Ki-jong, el activista que apuñaló en la cara al embajador de EE.UU. en Corea del Sur, se reafirmó hoy en su acción ante los jueces al asegurar que logró suspender por un día los ejercicios militares conjuntos de Seúl y Washington.

"No estoy tratando de presumir y no voy a decir que mi acción valió la pena, pero impedí que se dañara a la gente al detener los ejercicios conjuntos, aunque fuera por un día", declaró el agresor en la sesión preliminar del juicio.

Kim, acusado de intento de asesinato, violencia contra un enviado extranjero y obstrucción de actividad empresarial por la agresión con arma blanca del pasado 5 de marzo, pidió a los jueces que "tomen en consideración" el hecho mencionado.

El activista de 55 años ha reiterado que apuñaló al embajador estadounidense Mark Lippert para detener las maniobras militares anuales que Seúl y Washington realizan en marzo y abril en territorio surcoreano y que, según él, impiden la reunificación de Corea al deteriorar las relaciones con el Norte.

En todo caso, un portavoz del Ministerio de Defensa de Seúl aseguró que los dos ejercicios militares conjuntos, Key Resolve y Foal Eagle, se han llevado a cabo hasta ahora según lo planeado y negó que haya existido interrupción alguna por el ataque al embajador.

El pasado 5 de marzo Kim Ki-jong se abalanzó sobre Lippert con un cuchillo de cocina de 25 centímetros y le hirió la cara y la mano izquierda durante un desayuno en el Centro de Arte Sejong, frente a la embajada estadounidense en pleno centro de Seúl.

El diplomático de 42 años recibió más de 80 puntos de sutura por las heridas que sufrió en cinco lugares diferentes, la más grave una incisión en el rostro de 11 centímetros de largo y tres de profundidad, aunque se recuperó por completo y regresó al trabajo pocas semanas después.

El agresor, que podría enfrentarse a una condena de hasta 8 años de prisión solo por el cargo de intento de asesinato, ya pasó dos años en la cárcel por lanzar un adoquín de cemento al embajador japonés en Seúl y es conocido por sus actividades ultranacionalistas en contra de Japón y EEUU y a favor de Corea del Norte.

Kim se desplazó a Corea del Norte siete veces en 2006 y 2007, y en diciembre de 2011 trató de erigir en Seúl un monumento al entonces recién fallecido dictador norcoreano Kim Jong-il, aunque la policía de Seúl no cree que tenga conexiones con el Gobierno del país vecino.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores