Empresa acepta retirarse de Irak para salvar vida de secuestrados

La compañía kuwaití para la que trabajan los siete camioneros plagiados, accedió a dejar el país, además de compensar a los habitantes de la ciudad de Falluja, tal como lo exigían los captores.

31 de Julio de 2004 | 12:44 | EFE
BAGDAD.- La empresa kuwaití para la que trabajan los siete camioneros secuestrados hace dos semanas en Irak, anunció hoy que acepta las condiciones de los secuestradores y suspenderá sus actividades en Irak para salvar la vida de sus empleados.

La empresa aceptó, asimismo, compensar a los habitantes de la ciudad iraquí de Falluja, asediada y atacada por las tropas estadounidenses, tal y como exigían los captores, informó el canal de televisión por satélite qatarí Al Jazeera.

Los siete camioneros -tres indios, tres kenianos y un egipcio- habían sido capturados hace 10 días cuando su convoy viajaba de Kuwait a Bagdad.

El grupo de secuestradores, autodenominado "Los Portadores de las Bandas Negras", había amenazado con comenzar a asesinarlos esta misma tarde si no se cumplían sus exigencias.

Desde que el pasado abril estallara la denominada "crisis de los secuestros", diferentes grupos radicales han secuestrado a cerca de 70 ciudadanos extranjeros de más de 20 nacionalidades, algunos de los cuales han sido puestos en libertad, otros siguen retenidos y varios han sido asesinados.

Pendientes de otro desenlace en esta crisis y esperanzadas, se encuentran también las familias de cuatro camioneros jordanos, después de recibir el viernes noticias de que hoy serían puestos en libertad.

Según dijo a la prensa el hermano de uno de los secuestrados, uno de los captores se puso en contacto para anunciar su liberación después de que supieran que las familias habían participado en una manifestación contra la política de Estados Unidos convocada ayer en Jordania.

Los grupos de secuestradores han puesto bajo presión al Gobierno interino iraquí, pero también se han granjeado el desprecio de muchos iraquíes y musulmanes, sobre todo desde la decapitación, el pasado jueves, de dos rehenes pakistaníes.

Políticos y religiosos han condenado el asesinato, y algunos reputados clérigos, como el líder radical chiíta Muqtada al-Sadr, incluso han advertido que atentan contra las leyes del Islam.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores