Blair quiere renovar arsenal nuclear británico

El líder laborista informó este jueves a su Gobierno de que quiere lanzar lo que se anuncia como un debate polémico sobre la sustitución de los misiles Trident.

17 de Noviembre de 2006 | 06:35 | EFE

LONDRES.- El Primer Ministro, Tony Blair, quiere asegurar la renovación del arsenal nuclear británico antes de dejar paso a un sucesor al frente del Gobierno, como ha prometido hacer antes de un año, informa hoy el diario "The Guardian". 
Según el rotativo, el líder laborista informó este jueves a su Gobierno de que quiere lanzar lo que se anuncia como un debate polémico sobre la sustitución de los misiles nucleares Trident.

El ministro de Defensa, Des Brown, ha iniciado una serie de reuniones con sus colegas del Ejecutivo ante la inminente publicación de un documento que aboga por el mantenimiento de una fuerza de disuasión independiente.

Brown quiere someter a votación por el Parlamento el plan de renovación de los misiles.

Varios miembros del Gobierno consultados por el periódico han reconocido la necesidad de gestionar bien el debate para evitar fisuras en el Partido Laborista, que tendrá que elegir a sus nuevos líderes tras el abandono del poder por Blair y su segundo, John Prescott.

Los críticos de la renovación del arsenal de misiles Trident reclaman un debate sobre el costo total del programa, que se calcula en un mínimo de 30.000 millones de euros distribuidos a lo largo de treinta años.

El probable sucesor de Blair a la cabeza del Gobierno y actual ministro del Tesoro, Gordon Brown, se ha mostrado de acuerdo en que Gran Bretaña mantenga su fuerza de disuasión independiente aunque no ha especificado de momento en qué forma.

El Gobierno de Londres tiene cuatro opciones: renunciar al arma nuclear, prolongar la vida útil del actual sistema de misiles Trident 11 D5 y los correspondientes submarinos Vanguard, sustituir estos misiles por otros nuevos en virtud del acuerdo existente con Washington o adquirir un sistema totalmente nuevo de misiles.

La opinión pública británica muestra una ligera mayoría a favor de que el país conserve una fuerza de disuasión independiente, pero en cambio, en su último congreso, el pasado septiembre, la confederación británica de sindicatos rechazó por votación el Trident.

Muchos miembros de la izquierda laborista creen que la eventual sustitución de los Trident representaría una violación de las obligaciones contraídas por el Reino Unido al firmar el tratado de no proliferación nuclear.

Otros argumentan que el sistema Trident tenía sentido durante la Guerra Fría y no ahora, cuando el principal peligro al que se enfrenta el país es el que representan las redes terroristas y no otras potencias nucleares.

El actual sistema Trident entró en servicio a finales del año 1994 y su vida útil se calcula en entre 25 y 30 años, y aunque los misiles destinados eventualmente a reemplazarlo no entrarán a su vez en servicio hasta mediados del año 2020, habría que empezar a tomar ya las oportunas decisiones.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores