Brasil quebró patente de medicamento antisida

Se trata de fármaco Efavirenz producido por la multinacional Merck, la cual vendía el producto en Brasil más de un 100% más caro de lo que lo hacía a otros países.

04 de Mayo de 2007 | 16:18 | AFP

BRASILIA.- El Presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, firmó hoy el primer quiebre de una patente de medicamento en Brasil, correspondiente al antisida Efavirenz de la multinacional Merck, después de rechazar la oferta de ésta, que propuso rebajar el precio un 30%.


"Entre nuestro comercio y nuestra salud, nosotros cuidaremos de nuestra salud", aseguró Lula al firmar la medida, y alertó que la misma decisión "vale para otros tantos medicamentos como sea necesario".


"No es posible que alguien se haga rico con la desgracia de los otros", añadió Lula, tras denunciar que el precio que Merck aplica al producto en Brasil es más de 100% más caro que el que ofrece a Tailandia. "Es una falta de respeto, como si el enfermo de Brasil fuese inferior", concluyó.


Es la primera vez que Brasil viola la patente de un medicamento. El gobierno, que tiene un masivo programa de distribución gratuita de medicamentos a enfermos de sida, había amenazado antes con emitir licencia obligatoria, pero a última hora había llegado a un acuerdo con los laboratorios afectados.


Brasil procederá ahora a importar el medicamento genérico de tres laboratorios de India ya certificados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y ahorrará 30 millones de dólares de los 42,9 millones que gastaba anualmente en el Efavirenz.


El ministro de Salud, José Gomes Temporao, había dado siete días al laboratorio para entregar una contrapropuesta. Éste confirmó que ofreció rebajar 30% el precio, pero el gobierno lo consideró insuficiente.


Brasil quería que el remedio, que compra por 1,59 dólares el comprimido, tuviera el mismo precio ofrecido a Tailandia, 0,65. Ahora lo importará de India por 0,45.


Merck defiende una política de ofrecer precios según el índice de desarrollo del país y lo afectado que esté por el sida. Pero, según el ministro, "no ha tenido en cuenta que Brasil es el único país del hemisferio sur que da medicamentos a todos los brasileños (con sida) de manera universal, gratuita e integral".


"Como duodécima economía del mundo, Brasil tiene una mayor capacidad de pagar por remedios antisida que países que son más pobres o más impactados por esa enfermedad", afirmó Merck en un comunicado, en el que se declaró "decepcionado" por la decisión.


El laboratorio afirmó que hizo una "oferta justa" y que todavía está "abierto a explorar un acuerdo".


La Cámara de Comercio de Estados Unidos reaccionó contra la medida, que consideró "una señal peligrosa a los inversionistas" y estimó en un comunicado que alejará inversiones del país.


Brasil asegura que la decisión está amparada por el acuerdo Trips, firmado en 2001 en el marco de la OMC, según el cual los países en desarrollo pueden anteponer garantías de salud pública a reglas de propiedad intelectual. Y pagará royalties a Merck, de 1,5% sobre el precio del remedio importado de India.


"No creo que sea una medida que amenace la presencia de empresas productoras de medicamentos en Brasil. Brasil está entre los diez principales mercados de medicamentos del mundo. El mercado brasileño hoy alcanza 10.000 millones de dólares/año", dijo el ministro, que indicó que Brasil no tiene previsto quebrar la patente de ningún otro remedio por ahora.


Lula firmó la medida en un acto solemne, con grandes aplausos de representantes de organizaciones de lucha contra el sida. "Para nosotros éste es un momento histórico: nuestro gobierno dice que le interesa más la vida de las personas que el comercio", dijo a los periodistas Ana Paula Prado, enferma de sida, de 36 años.


El Efavirenz es consumido por 75.000 de los 200.000 brasileños que reciben gratuitamente medicación antisida.


Según el Ministerio de Salud, Mozambique, Malaisia, Indonesia y Tailandia ya recurrieron a la licencia obligatoria (quiebra de patente) para productos antisida, y entre países en desarrollo, Italia y Canadá lo han hecho para otros remedios.

Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores