Evo Morales se declaró feliz por fin del veto de la FIFA a La Paz

El Presidente boliviano dijo que seguirá trabajando para que la decisión del organismo del fútbol sea "para toda la vida".

27 de Mayo de 2008 | 08:13 | DPA

LA PAZ.- El Presidente de Bolivia, Evo Morales, celebró hoy que el comité ejecutivo de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) haya levantado la prohibición de jugar a más de 2.750 metros de altura.


"Estoy muy contento de esta resolución, por la revisión de este fallo (...) y esperamos que las investigaciones (que haga la FIFA) cierren el veto de la altura para toda la vida", dijo el mandatario indígena en conferencia de prensa en el Palacio Quemado de La Paz.


Morales hizo todo lo que estaba a su alcance para defender la práctica del fútbol en la altura y hasta llegó a jugar en los nevados de Chacaltaya y Sajama, que están a más de 5.000 metros de altura.


También viajó a Suiza para una entrevista personal con el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, para persuadirlo del veto a jugar en altura.


Morales recibió el respaldo decisivo de otros mandatarios sudamericanos, quienes a su vez realizaron tareas de persuasión en las federaciones de fútbol de sus países, hasta el punto que Chile y Paraguay estaban dispuestos a jugar en junio en La Paz.


"Mejor diversión es el fútbol. El deporte es muy saludable. Aunque no le guste a la oposición seguiré jugando fútbol donde vaya y cuando pueda", dijo sonriente el mandatario, que ya jugó partidos del torneo oficial de La Paz defendiendo la casaca del club Litoral, que milita en la Asociación del Fútbol de La Paz (AFLP).


"Mañana es el Día del Desafío y festejaremos porque seguiremos jugando el fútbol de altura", agregó.


El comité de FIFA suspendió su decisión del pasado diciembre hasta que "se presenten los resultados completos del estudio puesto en marcha sobre fútbol en condiciones extremas", incluidas temperatura y humedad.


La suspensión temporal permitirá partidos de clasificación para la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010 de nuevo en La Paz (a 3.604 metros de altura), y en la capital de Ecuador, Quito (a 2.830 metros).


La FIFA decidió imponer en diciembre un límite máximo de altitud a 2.750 metros, permitiendo partidos a más altura si los jugadores visitantes tenían suficiente tiempo para aclimatarse.


La prohibición de jugar en altura levantó una ola de protestas en Sudamérica que llevó al presidente Morales a hablar de "apartheid en el fútbol". Nueve de las diez federaciones de Sudamérica pidieron a FIFA que anulara la prohibición. Brasil fue la única que no firmó la petición.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores