Ex obispo canadiense se declara culpable de importar pornografía infantil

Raymond Lahey, de 70 años de edad, solicitó ser enviado directamente a prisión en el comienzo de su juicio.

04 de Mayo de 2011 | 16:26 | EFE

TORONTO.- El ex obispo católico canadiense Raymond Lahey, de 70 años de edad, se declaró hoy culpable de importar pornografía infantil, después de que en 2009 la Policía descubriera en su posesión cientos de imágenes pornográficas, informaron medios locales.

Lahey, quien ejercía como obispo de la diócesis de Antigonish, en la provincia de Nueva Escocia, hasta su detención en 2009, se declaró culpable de importación de pornografía infantil al inicio hoy de su juicio en Ottawa y solicitó ser enviado directamente a prisión.

El abogado de Lahey dijo que la inesperada solicitud era muestra del profundo arrepentimiento del religioso católico.

Lahey declaró ante el juez que las imágenes eran para su posesión y que no tenía intención de distribuirlas, señalaron medios locales.

El ex obispo fue detenido inicialmente en septiembre de 2009 en el aeropuerto de Ottawa cuando regresaba de un viaje a Gran Bretaña.

Las autoridades canadienses han indicado que durante un chequeo rutinario a su llegada al país, los agentes fronterizos del aeropuerto de Ottawa sospecharon del religioso cuando respondió con evasivas a sus preguntas.

Tras registrar su ordenador portátil, los agentes descubrieron varias imágenes de pornografía infantil.

Hoy se supo que Lahey tenía en su posesión al menos 588 de estas imágenes, algunas de ellas con niños de 8 años de edad, así como vídeos y relatos eróticos sobre jóvenes.

Lahey renunció a su puesto como obispo de la diócesis de Antigonish el 26 de septiembre, un día después de que las autoridades presentaran cargos contra él por importación y posesión de pornografía infantil.

Al comunicar su renuncia, Lahey no informó a sus feligreses de su detención y se limitó a señalar que necesitaba tiempo para su "renovación personal".

Tras hacerse público el caso de Lahey, el arzobispo de San Juan de Terranova, Martin Currie, reconoció que en 1989 la jerarquía de la Iglesia católica en el país recibió denuncias de que Lahey tenía pornografía infantil en su domicilio.

Tres meses antes de su detención, Lahey fue el encargado de llegar a un acuerdo con víctimas de abusos sexuales cometidos por sacerdotes en la provincia de Nueva Escocia.

Según el acuerdo, la Iglesia católica canadiense pagó unos 15 millones de dólares canadienses (unos 15,75 millones de dólares estadounidenses) a las víctimas de abusos.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores