Ex "mujer de hierro" de la RDA rompió el silencio

El quiebre del silencio de Margot Honecker se produjo en un acto público durante la presentación de un libro-entrevista sobre ella titulado "La otra Alemania, la RDA", escrito por el ex secretario general del Partido Comunista chileno, Luis Corvalán. "No se puede desconocer que el peligro neofascista se extiende", dijo.

12 de Octubre de 2000 | 22:51 | DPA
SANTIAGO.- Margot Honecker, quien fuera considerada "la mujer de hierro" de la desaparecida Alemania comunista, la República Democrática Alemana (RDA), rompió esta noche el silencio que mantuvo durante ocho años al expresar en Santiago de Chile, donde vive exiliada, su opinión sobre el desplome de la RDA y la unificación alemana.

Margot, viuda de uno de los últimos y más poderosos líderes alemanes orientales, Erich Honecker, vive en la capital chilena desde agosto de 1992.

Su quiebre del silencio se produjo en un acto público durante la presentación de un libro-entrevista sobre ella titulado "La otra Alemania, la RDA", escrito por el ex secretario general del Partido Comunista chileno, Luis Corvalán.

Vistiendo un sobrio traje negro y blusa blanca, la ex política de 73 años se dirigió a un público de unas 250 personas en la Biblioteca Nacional de Santiago.

Con voz clara y segura dijo en alemán y ayudada por una intérprete: "Desde que los países socialistas de Europa fueron catapultados de vuelta al capitalismo, se lleva a cabo en el mundo un proceso que conduce cada vez a mayores cargas para los desposeídos, a la abierta intervención de los países poderosos en los asuntos internos de los países más débiles y esto nuevamente con violencia y guerra".

"No se puede tampoco desconocer que el peligro neofascista se extiende", agregó.

Al responder en el libro decenas de preguntas que le hace Corvalán, la señora Honecker se refiere a la historia de Alemania y la RDA, entregando información suya y puntos de vista sobre el desplome del Estado alemán oriental, el proceso de unificación y reivindicando especialmente la memoria de su esposo, quien falleció en Chile en mayo de 1994.

Al término del acto, Margot Honecker fue sacada del recinto público en medio de un verdadero tumulto.

Un grupo de periodistas, algunos alemanes, intentaron acercarse a la ex política para interrogarla sobre su vida futura y si deseaba volver a vivir en Alemania. Sin embargo, un grupo de militantes comunistas que la protegía y que gritaba "Margot no hablará, no hablará", lo impidió, logrando sacarla del lugar en un automóvil de alquiler.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores