Inauguran muestra "Rebelde tardío", de Joan Miró

La muestra, preparada en exclusiva para Viena, es expresión de los múltiples lazos de amistad que desde hace decenios unen a la capital austríaca con la ciudad española de Palma de Mallorca y que, como dijo su alcalde, Joan Fageda Aubert, superan con mucho el campo turístico.

13 de Marzo de 2001 | 12:51 | EFE
VIENA.- La exposición "Rebelde tardío", centrada en la obra madura creada por Joan Miró a partir de 1956 en Mallorca, fue inaugurada hoy en Viena en presencia de la hija del artista, Dolores, y dos nietos suyos, así como del presidente de la "Fundación Pilar i Joan Miró", Aurelio Torrente.

La muestra, preparada en exclusiva para Viena, es expresión de los múltiples lazos de amistad que desde hace decenios unen a la capital austríaca con la ciudad española de Palma de Mallorca y que, como dijo su alcalde, Joan Fageda Aubert, superan con mucho el campo turístico.

Fageda destacó el radicalismo que refleja la lucha del artista por la expresividad y que se plasma en muchas de las cerca de 60 obras traídas al Kunstforum de Viena, algunas de las cuales se muestran por primera vez en el extranjero.

El artista nacido en Barcelona vivió en Mallorca la fase revolucionaria de su vida artística, las inquietudes, los descubrimientos y sueños en los que se enfrentaba al arte convencional y proclamó el "asesinato del arte", que fue germen de una renovación artística.

Miró, uno de los pintores modernos más populares, es conocido en general por sus figuras poéticas y risueñas, consideradas un poco infantiles, que hicieron hablar a la vanguardista parisiense Gertrude Stein del "inventor del ratón Mickey abstracto".

La muestra de Viena presenta a un Miró diferente, compara sus inicios con el desarrollo de su arte en la fase madura, manifiesta su lucha por una expresividad intensa e individual, y enseña cómo su lenguaje artístico cambiaba en el curso de los años.

Según consideran algunos críticos, el catalán que siempre insistió en ser internacional se convirtió en Mallorca en un volcán cuyas erupciones culminaron en sus "Lienzos quemados", de los que se ve el titulado "Toile brulée II" de diciembre de 1973 y a los que el pintor hizo cortes de navaja, echó trementina y prendió fuego.

Incluye también la exposición algunos de sus cuadros caracterizados como "sueños", que admiten múltiples interpretaciones. Hay motivos que se repiten en Miró, como la mujer, las estrellas, unos pájaros o el paisaje. En ellos se manifiesta la estrecha unión del artista con lo poético.

La exposición de Viena va acompañada de un despliegue de actos culturales, como una conferencia del director del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, Joan Manuel Bonet, un homenaje a Miró por los músicos Pedro León y Julián López Gimeno y una "Fiesta española" con un recorrido guiado por la exposición.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores