Liz Hurley, su bebé y "Bing Laden"

La modelo y actriz británica ocupa nuevamente las portadas de la prensa sensacionalista inglesa, esta vez porque el millonario norteamericano Steve Bing niega ser el padre del bebé que ella espera.

06 de Diciembre de 2001 | 11:00 | Agencias
LONDRES.- Más célebre por sus vestidos escotados y su ex novio Hugh Grant que por sus películas, la actriz británica Elizabeth Hurley ocupa nuevamente la primera plana de los diarios, esta vez porque el millonario norteamericano Steve Bing niega ser el padre del bebé que ella espera.

"Patán", "grosero": La prensa popular no escatimó los insultos al salir en defensa de Liz, ultrajada por el comportamiento del presunto padre de su bebé, que nacerá en abril.

"Buscado por crímenes contra Miss Elizabeth Hurley: Bing Laden", tituló el jueves el Mirror, calificando a Steve Bing de "maniaco espermaticida culpable de ser el peor grosero de la tierra".

También en primera plana, el Sun publica una foto de Liz Hurley bajo el discreto título: ’’Liz: no soy una p...’’.

Steve Bing "osó", en efecto, insinuar que durante su relación, que duró 18 meses, Liz Hurley no había sido particularmente fiel.

Liz Hurley, de 36 años de edad se convirtió en una etrella para el público británico en 1994, cuando apareció del brazo de su compañero de entonces, Hugh Grant, para asistir al estreno de la película "Cuatro bodas y un funeral".

Hugh Grant logró celebridad gracias a la película, y Liz Hurley gracias al vestido que lucía, un modelo de Versace totalemente abierto a un lado y retenido solamente por imperdibles. Poco después, Liz Hurley firmó un contrato como maniquí con Estée Lauder.

Después de 13 años juntos y la creación de una compañía de producción cinematográfica, la pareja Hurley-Grant se separó hace dos años, aunque, según el vocabulario consagrado en estos casos, siguieron siendo amigos.

En noviembre, después de apasionados comentarios en la prensa sobre la posibilidad de un embarazo, Liz Hurley anunció oficialmente que esperaba un hijo, y precisó que el padre era Steve Bing.

Pese a ello, las relaciones entre ambos no eran idílicas. La prensa afirmó incluso que fue Hugh Grant y no Steve Bing quien acompañó a Liz cuando se hizo la primera ecografía del bebé.

El martes, Bing pulbicó un comunicado en el que afirmaba que su relación no fue "exclusiva" en lo que respecta a Liz Hurley, y pedía a ésta que verificara el calendario y un análisis de paternidad.

Furiosa, Liz Hurley contraatacó inmediatamente, publicando a su vez un comunicado en el que expesa su "profunda tristeza" y afirma que "amó enormemente" a Bing y que "le fue fiel".

Los diarios publican numerosas declaraciones de amigos de la actriz que cuentan la desdicha de ésta y apodan al millonario "Bing Laden". Por su parte, Hugh Grant habría calificado a Bing de "pobre tipo", siempre según la prensa.

Todo este cotilleo mediático tiene por telón de fondo enormes sumas de dinero, ya que, si el bebé es efectivamente hijo de Bing, éste deberá entregarle parte de su fortuna.

Incluso el serio diario The Independent participó en el debate, publiando un artículo titulado "el regreso del patán", acompañado de un cuestionario: "Una actriz te anuncia que espera un bebé. Tu primera reacción es llamar a) a la actriz, b) a una tienda de artículos para bebés, c) a un abogado".
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores