Brasil: Ministro Gilberto Gil anuncia nuevas giras para el 2004

Con traje, corbata y trenzas rastafaris, el autor de clásicos de la música brasileña y renovador del movimiento musical del país se pasea con naturalidad por la casa de gobierno y asegura que, un año después de asumir el cargo de ministro, tiene mucho trabajo y poco tiempo para cantar, componer y escuchar.

30 de Diciembre de 2003 | 16:09 | Reuters
BRASILIA.- Gilberto Gil, estrella de la música popular brasileña y ministro de Cultura, ya está con las maletas listas para el 2004, cuando volverá a recorrer el mundo en su doble condición de artista y funcionario.

Con traje, corbata y trenzas rastafaris, el autor de clásicos de la música brasileña y renovador del movimiento musical del país se pasea con naturalidad por la casa de gobierno y asegura que, un año después de asumir el cargo de ministro, tiene mucho trabajo y poco tiempo para cantar, componer y escuchar.

“Estoy teniendo poco tiempo para escuchar música. Pero aún así estoy escuchando algunas cosas nuevas de rap chileno, candombe uruguayo y música indígena de Perú”, dijo Gil a Reuters, mientras mostraba un disco de Pedro Orta Eca, un músico del sur de Brasil, que recibió como regalo navideño del ministro de las Ciudades, el también sureño Olivio Dutra.

“También me gusta (el venezolano) Simón Díaz y (los argentinos) Fito (Páez), Charly (García) y Pedro Aznar. Mantengo bastante contacto con ellos. Con Fito me encontré este año. Con Pedro hablé por teléfono. Son grandes artistas y también se interesan por la política cultural”, agregó.

En el 2004, el ministro, que quiere “promover una circulación más intensa de los productos culturales brasileños en América del Sur y América Central”, no dejará descansar al artista, que ya tiene programadas presentaciones en Europa, Asia y Oceanía.

“Entre febrero y marzo, después del carnaval, iré a Hong Kong, Nueva Zelanda y Australia, en doble misión como ministro y como artista. Siempre que puedo voy juntando las dos cosas. Un trabajo enriquece al otro. Fue una fórmula que resultó positiva en el 2003”, explicó Gil.

“El año próximo, también voy a participar artísticamente y como ministro en eventos en Barcelona, en Portugal, y en julio iré a Croacia, a Suecia, Dinamarca. Serán misiones oficiales en las que también cantaré”, dijo.


“El 2004 será mejor”

Afiliado al Partido Verde, Gil asumió como ministro en medio de críticas de intelectuales ligados al gobernante Partido de los Trabajadores (PT), que no lo veían capaz de conducir la política cultural de un país de una diversidad como la de Brasil.

Sin embargo, el músico, graduado en administración, consolidó su posición en el gabinete del presidente Luiz Inácio Lula da Silva con ambiciosos proyectos de estímulo a la industria audiovisual y de mejora de la protección autoral, entre otros, que espera ver funcionando a plenitud en el 2004.

También, en busca de unir la cultura con los objetivos de inclusión social del gobierno, está promoviendo la apertura de bibliotecas públicas en regiones rurales de la pobre región Noreste del país.

“El 2004 será un año mejor que éste. Vamos a crear el Museo del Indio, el Instituto de los Museos de Brasil, el Instituto de Artes Populares”, indicó Gil, relatando con entusiasmo sus proyectos.

También, como cada año, participará en la mayor fiesta popular brasileña, el carnaval, dividiendo su tiempo entre su amada ciudad, Salvador, en Bahía, y Río de Janeiro.

Para el ministro Gil, que empezó su vida laboral en la multinacional Unilever, empresa que dejó por la música, los cambios son una constante.

“Pero son cambios, no rupturas”, aclaró. “Son cambios naturales, flujos de transformación. Serían rupturas si hubiese abandonado mis carreras. Pero, al menos hasta que vine al ministerio, continué administrando mi pequeña empresa, e incluso ahora, como ministro, continúo haciendo música”.
Ediciones especiales
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas