Entre idiomas

16 de Enero de 2004 | 00:00 |
La destacada cantante nacional se presenta esta noche en Viña del Mar, y mañana sábado 17 en el pub El Papalote, en Providencia. Su nuevo disco, Contigo Aprendí es un reencuentro con el bolero, aunque en libre lectura.

Francesca Ancarola
Marisol García C.


De todas las inusuales ofertas que puede haber recibido Francesca Ancarola durante su carrera, la invitación del sello estadounidense Petroglyph debe ser una de las más atrevidas. Interesados en desarrollar al interior del mercado norteamericano un catálogo sólido de música latinoamericana, la etiqueta invitó a la cantante santiaguina a iniciar el proyecto junto a ellos. Grabando con sus músicos, su voz –entrenada académicamente en Chile, Canadá y Estados Unidos- y sus canciones, el contrato incluía una cláusula inesperada: debía traducir todos sus temas al inglés.

"Me lo pensé harto, dudé mucho", reconoce hoy Ancarola, cuando el disco está por salir a tiendas de Estados Unidos y México. "El inglés me sonaba a estándar, y yo no canto jazz. Además, siento que uno tiene que dominar primero totalmente la lengua madre antes de cambiarse a otra. Pero me encontré con alguien maravilloso que me ayudó en la traducción. Y conseguí lo que quería: que las canciones traspasaran la misma emoción del original".

La primera publicación extranjera oficial de su carrera podría llevarse este año a Francesca Ancarola y su grupo a presentarse en Estados Unidos. Tal como hace unos meses ofreció conciertos en España, la cantante da la bienvenida a todo lo que lleve su trabajo al mundo en las condiciones adecuadas.

-Cantando de cosas y ante públicos diversos, ¿has descubierto algún denominador común en tu música, independiente del lugar dónde la desarrolles?

-Claro, lo común está siempre dado por la raíz. Es todo el género latinoamericano. Es parte de aquello en lo que creo y de lo que escribo. No siempre tienen que ser canciones mías, necesariamente. Mi trabajo también tiene que ver con el cultivo de repertorio. Yo no sé si alguna vez he dejado de cantar "Adoro" (Manzanero) o "Manifiesto" (Víctor Jara).

Precisamente ese trabajo de repertorio es el que sostiene su más reciente disco, un encargo de radio Horizonte (Contigo Aprendí, basado principalmente en el bolero. Su rol fue, también, atrevido, pues asumió la labor de intérprete y productora. "Y quedé súper contenta", dice.

-¿Prefieres que tus shows se concentren, también, en determinados géneros?

-Es más bien una mezcla. Yo tengo una propuesta, pero también tengo la de los músicos que tocan conmigo. El año pasado estuve junto a (el guitarrista) Federico Dannemann, y con él comencé a tocar canciones totalmente inesperadas, como "Los mareados", "Luchín" o temas de los Beatles. Lo que resulta es fruto de ese encuentro.

-¿Y te gusta quedarte en géneros ya bien desarrollados, sin inquietarte tanto con la autoría?

-Yo, feliz, feliz. Tiene que ver con una cosa mía de despercudir lo que tenemos como identidad. Entonces, me interesa mucho la balada, el bolero, y el folclore. Estoy súper feliz de que en cada show hay como un renacer del interés de la generación nuestra por estos géneros.

-¿Cómo comienzas el año? ¿Cómo ves lo que ha pasado difusión de tu música?

-Claro, es algo que yo me pregunto. Y lo veo desde un lugar muy particular. Geográficamente, lo asocio con lo que sucede en el mundo. Hay un esquema de trabajo, de industria, que se acabó. Y a mí me toca vivir después de eso.

-¿Como una pionera?

-Puede ser. Pero ya me acostumbré.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores