Carmen Maura cerró Festival de Cine de Berlín

La actriz está al frente del film "25 degrés en hiver" que compite por el Oso de oro en el Festival de Berlín, premios que se anunciarán hoy.

14 de Febrero de 2004 | 09:14 | EFE
BERLÍN.- La actriz española Carmen Maura cerró la sección de competición de la Berlinale con simpatía de "abuelita española", al frente del reparto de "25 degrés en hiver", la película del director Stepháne Vuillet.

"Stepháne quería una abuelita española para su película. Soy española y abuelita. No tuve que hacer ningún estereotipo. A mi eso me sale natural", explicó Maura, tras la proyección del filme, el último de los 23 a concurso en el Festival de Berlín, cuyos premios se dan a conocer hoy, sábado.

Maura, junto con Jacques Gamblin de coprotagonista y la niña Raphaelle Molinier, interpretan la peripecia de una familia de emigrantes -abuela, padre e hija de éste-, en cuyas vidas se cuela un día una ucraniana ilegal amenazada de repatriación a su país.

"Es una familia como tantas otras del barrio de Saint Gilles, en Bruselas, donde yo vivo, un barrio de emigrantes...", explicó el director, en su debut al frente de un largometraje.

"Soy francés, pero español de corazón", prosiguió Vuillet, acerca de esa película ambientada en Bruselas, pero de sabor y ritmo español y salpicada de flamenco.

Por si faltaba sabor español, en el film aparece incluso un atareado director de una agencia de viajes, disfrazado de torero para dar más vigor al negocio, interpretado por un emigrante de segunda generación, Pedro Romero.

"Mi papel es de comedia, pero es que queríamos algo así para alternar en el drama que vive Miguel (el papel interpretado por Gamblin) y la sin papeles ucraniana", explicó Romero.

Vuillet "consiguió" hacerse en su debut con la presencia de Maura -"mi sueño era rodar con ella, soy un fan de (Pedro) Almodóvar y quiera filmar con Carmen", explicó- a través de la productora de la película, Marion Haensel.

La actriz española y la productora habían trabajado juntas, precisamente en la película "Entre el cielo y la tierra", que dirigió Haensel y que estuvo en la Berlinale en 1992, en la sección Panorama.

"También ahí trabajé con un niño", recordó Maura, quien dijo estar acostumbrada y "encantada" de rodar con criaturas.

"Lo mejor de la película fue mi relación con la pequeñita", explicó Carmen Maura, quien describió a su jovencísima compañera de rodaje como una actriz muy intuitiva y profesional.

"Yo la trataba de igual a igual, no de adulto a menor", dijo. La niña captó inmediatamente los secretos del oficio e incluso sabía percibir qué planos valían y cuáles no.
Cuando acababan un escena, Raphaelle le decía: "aquí hay que repetir, ya lo verás", "y la tía acertaba, la tía acertaba", relató Maura.

"25 degrés en hiver", una producción belgo-española, tiene esquema de filme "de un día", ya que la acción transcurre en unas doce horas, desde que el padre español encuentra a la refugiada ucraniana -Ingeborga Dapkunaite- hasta el desenlace de la historia.

"Para mi, no es complicado hacer este tipo de rodajes. Hasta ahora había hecho documentales y ésta película es, en cierto modo, un documental, pero con ficción dentro", explicó el joven director.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores