Festival de San Remo trata de salir de su "agonía"

El espectáculo se inauguró hoy bajo la amenaza de la crisis discográfica y la falta de entusiasmo de los italianos.

02 de Marzo de 2004 | 19:52 | AFP
ROMA.- El más amado y criticado concurso de música ligera italiana, el festival de San Remo, se inauguró hoy bajo la amenaza de la crisis discográfica y la falta de entusiasmo de los italianos.

La 54 edición del popular festival de música, que se transmite en directo por televisión del 2 al 6 de marzo, es dirigido por primera vez por el cantante Tony Renis, amigo personal del primer ministro y ex magnate de las comunicaciones Silvio Berlusconi y autor de numerosos éxitos de artistas de la talla de Frank Sinatra y Barbra Streisand.

En total veintidós artistas, todos italianos, participarán en el festival, entre ellos muchos cantantes desconocidos y pocos jóvenes, ya que sólo siete tienen menos de treinta años.

La propuesta de incluir extranjeros en el concurso, lanzada hace tres meses, fue al final descartada por los organizadores debido a la complejidad y al costo de la iniciativa.

Un explícito y duro enfrentamiento con las casas discográficas italianas ha marcado la edición de este año, tras las acusaciones de haber impedido la participación de varios célebres cantantes, entre ellos Eros Ramazzotti, de manera que las canciones, siempre inéditas, no puedan circular por Internet.

"¡Traidores, vergüenza!", dijo furioso en una entrevista Tony Renis contra los artistas que se negaron a participar.

La poderosa industria discográfica italiana, que en el pasado disponía y manejaba el festival a su antojo, registra desde hace cuatro años una notable caída y ha perdido cerca del 15% de sus ingresos, unos 53 millones de euros.

La Federación Industria Musicale Italiana (FIMI), que representa a 80 empresas discográficas, denuncia continuamente a la piratería como la culpable de la crisis, aunque varias asociaciones de consumidores suelen denunciarlos a su vez por el excesivo costo de los discos en la península y la falta de innovación ante la revolución vivida por el sector con las nuevas tecnologías y reglas de mercado.

El año pasado, el festival resultó un verdadero fracaso, tanto como espectáculo musical como televisivo.

Para FIMI, que cuenta entre sus miembros BMG, EMI, Warner, Sony, Universal, la fórmula de la variedad musical en televisión está agotada.

La audiencia registrada el año pasado, la más baja desde 1991, con menos de 10 millones de telespectadores durante los cinco días del festival -en vez de los tradicionales 13 a 17 millones de las ediciones anteriores--, fue una muestra de lo que se llamó la "agonía" del festival.

La fórmula de la variedad, que mezclaba la competición entre artistas italianos con la presencia de artistas internacionales invitados, no convence al público. Para despertar el interés de los espectadores, fueron eliminados los jurados y se podrá votar por el cantante preferido a través del teléfono o de un mensaje por teléfono celular.

Según un sondeo realizado por el instituto Ipsos, el 50% de las personas interrogadas declaró que no seguirá ninguna de las cinco veladas, mientras sólo un 5% considera que es un evento moderno.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores