Alemania inaugura primera muestra de Stanley Kubrick

El enorme legado que dejó el director de "2001 Odisea en el Espacio" y "Ojos bien cerrados" se expondrá al público en dos museos de la ciudad de Frácfort.

31 de Marzo de 2004 | 09:30 | DPA
FRÁNCFORT.- Cinco años después de la muerte del cineasta estadounidense Stanley Kubrick (1928-1999), fue inaugurada hoy en Fráncfort la primera gran muestra a nivel mundial del enorme legado que dejó el autor de clásicos del cine como "2001 Odisea en el Espacio".

La exposición ha sido repartida en dos museos vecinos de la metrópoli alemana, el Museo del Cine y el Museo de Arquitectura, y se dedica no solamente a la génesis de las películas, sino que documenta la obsesión de Kubrick por el trabajo y los proyectos fracasados.

La muestra por orden cronológico comienza en el Museo de Cine con imágenes en blanco y negro de cuando Kubrick hacía de fotógrafo de prensa -y aún no había alcanzado la mayoría de edad- y continúa en el Museo de Arquitectura con afiches, guiones plagados de comentarios escritos a mano, planes gigantescos de rodaje, cartas y material de investigación.

También forman parte de la exposición vestimenta y utilería como la bomba falsa de "Dr. Strangelove" (1964), hachas de la película de terror "Shining" ("El resplandor") (1980), un casco de "La chaqueta metálica" (1987) y máscaras venecianas de "Eyes Wide Shut" (1999).

"Nuestra intención es también mostrar los motivos recurrentes en las instalaciones de espacio ideadas por Kubrick", explica la curadora Bettina Rudhof. Entre ellos figuran la simetría de ejes, el laberinto o el motivo del círculo permanente.

Entre pantallas en las que se proyectan fragmentos de películas y fotos de rodajes se exhiben piezas técnicas. Kubrick mandó construir cámaras especiales, empleó objetivos fabricados para la NASA e ideó técnicas de proyección propias. Su obsesión por la técnica hizo de sus películas algo único o las convirtió en un verdadero fiasco.

El realizador neoyorquino invirtió treinta años de esfuerzo en una proyecto sobre Napoleón que nunca filmó porque a fines de los 60 no era posible desde el punto de vista técnico rodar exclusivamente con luz natural y de velas.

Las ruinas de éste y otros proyectos fallidos son presentadas al público por primera vez. Miles de grabados históricos, facsímiles de cartas, estudios biográficos, protocolos sobre la búsqueda de lugares de filmación, etc.

Kubrick atesoró todo en los "tal vez cien cuartos" de su mansión en Inglaterra, según relata Jan Harlan, colaborador de años del cineasta y albacea de su legado. "Tenía suficiente lugar y no necesitaba desechar nada", cuenta el curador Hans-Peter Reichmann.

La viuda del director, Christiane, no cree que su marido haya sido un obseso. "Nunca tuve la sensación de que mi marido se deslomase trabajando, le causaba demasiado placer", sostiene la artista plástica de ascendencia alemana, casada con Kubrick desde 1957. Era como un niño de cinco años, simplemente no podía dejar de trabajar y la idea de ir de vacaciones lo espantaba.

El hecho de que la primera exposición de uno de los mayores cineastas estadounidenses tuviese lugar en Alemania no entusiasmó mucho al estudio cinematográfico del artista, la Warner Brothers, admitió el albacea Harlan. La muestra será trasladada posteriormente a Berlín, Gran Bretaña y Estados Unidos.

En el Museo del Cine serán proyectadas además todas las películas de Kubrick en la versión original del director ("director’s cut") y con sonido original.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores