Pura sangre 4/6/2004

04 de Junio de 2004 | 00:00 |
Pura sangre

El próximo viernes, Babasónicos presenta en Chile uno de los mejores nuevos discos del rock con ñ: Infame. La mala noticia es que ya se agotaron las entradas. La buena: dan otro concierto el sábado. Acá su vocalista habla con la Zona.


Por Marcelo Ibáñez 4/6/2004

Ocho días seguidos sin bajarse de los escenarios y al fin Babasónicos hace una pausa. Sentado frente a una ensalada, su vocalista Adrián Dárgelos responde. ¿Muy cansado? “No. Un guerrero no descansa nunca. Un guerrero sólo sigue apasionadamente su camino sin saber cuál es el fin”. Dan ganas de reírse con la candidez épica de la frase. Pero no. El tipo lo dice con la fuerza de una convicción casi religiosa. Pienso en Uma Thurman saliendo de su propia tumba, caminando descalza por el desierto en busca de venganza. Pura sangre. Y se siente como si Adrián te clavara los ojos cuando en realidad sólo es su voz la que llega desde un teléfono del D.F. mexicano. Y sigue: “Yo sólo me propuse una cruzada épica contra el mundo de la estupidez. Yo no hice un disco para ser famoso: hice un disco para desenmascarar a todos los estúpidos que creen que hacen algo que es arte, expresión o comunicación. Estoy cansado que gente insignificante, que no tiene ninguna vida para contar, se exprese”. Maldito infame.

Adrián Dárgelos es quizás, en estos momentos, la única estrella de rock de Latinoamérica. El único tipo con el carisma, la grandilocuencia, el talento y la imaginación necesaria para serlo. El hijo de un vendedor de diarios que creció en Lanús, el mismo suburbio semi industrial cuna del legendario Sandro, que pensaba que iba a ser poeta y no rockero porque nunca tuvo el dinero suficiente para comprarse una guitarra de palo. A pesar de ello, Adrián terminó cantando en una banda de amigos del barrio que ahora, luego de trece años de carrera y siete discos, se convierte, gracias a la edición consecutiva de dos clásicos del rock en español -Jessico (2001), Infame (2003)-, en una de las bandas más importantes del continente.

“Después del éxito de Jessico era fácil suponer que Infame se iba a expandir a esta escala. Entonces, ¿qué iba a dar? ¿caramelos? No, voy a dar ácidos disfrazados de caramelos”, dice. Entonces Babasónicos, como en cada disco, se reinventó. Y Dárgelos se vistió de blanco como si Elvis, Sandro, Leo Dan y Los Ángeles Negros fueran las majestusosas divinidades satánicas a quienes rendirle culto. Y mientras el retro rock anglosajón regurgitaba antiguos riffs sesenteros de manera demasiado evidente, los Babasónicos releían desde su rock “la música romántica latinoamericana más grasa (rasca)”. El resultado: Infame, el disco que los está consagrando a nivel continental. Uno donde las canciones se deslizan suaves, bellas, conmovedoramente simples y románticas. Completamente adictivo. Pero como siempre, en el complejo mundo de Dárgelos la simpleza formal es un engaño: “No, el disco no habla de amor, habla de la autosatisfacción que es casi lo opuesto al amor. Habla de una forma de encontrarse uno mismo en el placer sin la necesidad de depender del otro. Fijate que hay frases como No estamos para el romance/ entreguémonos al trance/ que eso sí es para los dos. Es capcioso porque hace creer a la gente que habla del amor, cuando en realidad te está diciendo tengamos sexo hoy y mañana vemos. Eso es lo más lindo de este disco, que es un lobo disfrazado de cordero”. Y sigue: “O como “Risa”, una canción que habla de cómo hacer de la seducción entre dos desconocidos un juego sin histeria. La histeria es tener la sensación de querer hacer algo y no hacerlo por represión. Todas las personas que cuando ven a alguien que les gusta, no hacen lo que quieren, se vuelven a casa preguntándose por qué no actuaron de otra forma. Entonces me parece lindo que gente que no actúa como quiere, cante esa canción, porque quizás algún día actúen como “Risa”. Yo trato de hacer todos los atajos posibles para saltarme esa histeria”.

Delirio. Incorrección. Perversión -perturbar el orden o estado de las cosas-, son las palabras que más repite Dárgelos. Son las ideas que revolotean en su cabeza de montaña rusa. Porque a pesar del éxito que hace sonar sus canciones en telenovelas, estelares de televisión y comerciales argentinos, lo de Babasónicos es el brillo del lado oscuro del corazón. “Doy una cosita que parece amor pero que es una locura, pura autosatisfacción. Para mí la música no tiene moral. Vení conmigo que soy el más inmoral. ¿Y encima querés ser mi amigo? Perfecto. Este disco es de contracultura. Lo brillante es que Babasónicos puede resolver el hecho de estar en la vereda del mainstream siendo incorrectos, mientras que ni U2 puede hacerlo. Bono dice perdonen la deuda externa a Latinoamérica y gana 9 millones de dólares por concierto”.

¿Y por qué crees que los temas de Infame se escuchan como canciones de amor cuando no lo son? ¿No será que evidencian un cambio en la forma de entender las relaciones?

“Claro, uno no siente como sus padres ni lo va a hacer como sus hijos. Entonces, ¿por qué uno debe vivir con definiciones antiguas? ¿Por qué tenemos que vivir con una definición cristiana de la pareja, con una definición lúdica del amor medieval?, ¿por qué tenemos que vivir con esas cosas que la gente ya no siente, ya no las hace, pero que las levantan como paradigmas del mundo cotidiano si ya no lo son? Una vez que vos conociste la verdad de algo, no una absoluta sino la de una visión personal, una vez que vos viste que algo que te decían que era así para ti es de otra manera, ¿vos podés hacerte el boludo? No, no podés ser más hipócrita, no podés mentirte a ti mismo porque vos ya sentiste eso. Y eso con miles de temas: fijáte en un país como Argentina que produce cuatro veces más el alimento que se necesita per cápita, ¿cómo hay hambre? ¿Hasta cuándo se mantienen las mentiras?”. Una verdadera estrella de rock tercermundista.

Babasónicos

11 y 12 de junio, Teatro Providencia, 21.30 hrs. Entradas al 690 2000, Bar Central y Extravaganza. $10.000.


Mira el video del nuevo single de Infame: "Putita"

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores