Murió Ray Charles, leyenda de la música

El anuncio fue hecho por el portavoz del músico estadounidense, Jerry Digney

10 de Junio de 2004 | 15:47 | Agencias/El Mercurio en Internet
Ray Charles
El músico transformó en éxitos imborrables sus versiones de temas como “Unchain my heart” y “Georgia in my mind”.
NUEVA YORK.- Ray Charles, una leyenda de la música, murió en Beverly Hills, California. El artista estaba aquejado de una grave dolencia hepática.

El anuncio fue hecho por su portavoz Jerry Digney. De acuerdo con éste, en sus últimas horas la estrella del soul estuvo acompañado por familiares y amigos.

Lo llamaban “El Genio”. Considerado por muchos como el principal impulsor del soul, la discografía de Ray Charles combinó por medio siglo -de una manera que ningún otro músico ha igualado- elementos de gospel, jazz, rythm and blues y country. El resultado fue un contundente pop entregado por una de las voces más reconocibles en la historia del género.

La historia de Ray Charles es rica en paradojas y es considerada un símbolo del sueño americano. Nacido en una familia pobre en Albany, Georgia, en el sur todavía segregado, quedó huérfano a los 15 años pero de adulto se convirtió en millonario.

Alcanzó el éxito superando la tragedia de la ceguera y la industria del disco decretó un reconocimiento premiándolo con 12 Grammy, nueve de los cuales fueron entre 1960 y 1966.

“Nací con la música dentro de mi. Es la única cosa que conozco”, había escrito el autor de “Hit the Road Jack” y “I can’t stop loving you” en la autobiografía “Brother Ray” de 1978.

Charles perdió la vista gradualmente de niño a raíz de un glaucoma. A los 7 años ya estaba completamente ciego, pero eso no le impidió aprender el braille, el cual le permitió descubrir la matemática, que alternó con la música.

Además de dominar el piano, era un gran saxofonista. La combinación de la complejidad de sus composiciones con una voz profunda que no ocultaba los problemas de su infancia hacía de sus canciones pequeños monumentos de la música.

“Georgia on My Mind” no fue una composición suya ni él fue el primero en interpretarla, pero Charles elevó el tema a un nivel que ningún otro cantante logró alcanzar.

La canción, un auténtico icono en la música estadounidense, fue nombrada en 1979 canción oficial del estado de Georgia.

La última vez que Ray Charles apareció en público fue el 30 de abril al lado del actor y director estadounidense Clint Eastwood.


Semblanza

“Intento abrirle mi alma al público, para que entienda quién soy. El soul es componer canciones con una parte de uno mismo”, se lo oyó repetir varias veces. Habiendo cumplido al pie de la letra con ésta -su filosofía-, Ray Charles puede tener la seguridad de que su alma les fue revelada con los años a millones de amantes de la música en todo el mundo.

Nacido en Albany (Georgia) el 23 de septiembre de 1930, hijo de un empleado de los ferrocarriles y una lavandera que nunca contrajeron matrimonio, Charles perdió la visión a la temprana edad de seis años, lo que lo condujo a asistir a la escuela para ciegos de San Agustín (Florida).

Allí estudió piano, clarinete, saxofón, órgano y trompeta, así como composición y arreglos, conocimientos que puso en práctica ya a los 15 años, tras abandonar los estudios y habiendo quedado huérfano de padre y madre, como pianista de diversas bandas.

A los 17 años, Ray Charles Robinson -tal su nombre completo- conformó su primer grupo propio, el “McSon Trio”, que efectuaba giras sobre todo a lo largo de la costa oeste de los Estados Unidos.

Su primer hit llegó en 1951 con “Baby, Let Me Hold Your Hand”, una melodía de rhythm and blues, aunque un poco más tarde se atrevió a explorar y mezclar ritmos: su entonces “revolucionaria” combinación de gospel y blues le imprimió el inconfundible estilo que lo convirtió en una “institución” dentro del mundo de la música.

Ya en esa época comenzó a acuñar el término “soul”, que años más tarde fue empleado masivamente para describir lo que hoy se conoce como tal ritmo.

Apelativos como “el genio”, “padre del blues” y “monumento de la historia de la música” se fueron sucediendo desde entonces hasta la actualidad para describir a quien, además de recibir durante su carrera un sinnúmero de premios por su obra, dio un nuevo impulso al “cool jazz” -cosechando un enorme éxito en el prestigioso “Newport Jazz Festival”- y vendió millones de discos, aun al involucrarse con otros estilos, como el pop o el country.

Tras cumplir una condena por posesión de drogas -confesó ser adicto desde los 16 años-, se sometió a un prolongado tratamiento de rehabilitación.

En 1962 erigió su propio estudio de grabaciones en Los Angeles y en 1965 creó su compañía discográfica, “Tangerine Records Company”, rebautizada en 1973 como “Crossover Records Company”.

Entre los años ‘80 y ‘90, Charles invirtió nueve meses por año en efectuar giras, ganando una y otra vez los aplausos tanto de los diversos públicos como de las críticas. En 1993 realizó un tour junto con las también consagradas Shirley Bassey y Liza Minnelli, con resonante éxito.

Otros de sus temas más célebres son “Unchain My Heart”, “Summertime”, “Seven Spanish Angels” y “Baby Grand”.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores