Promisorio

13 de Junio de 2004 | 00:00 |
Sergio Escobar

Nicolás Andonaegui es un joven que recién cumplió veinte años y que desde hace tiempo participa y gana en concursos de piano que se realizan en nuestro país. Por ello los Amigos del Teatro Municipal lo han premiado con una beca para perfeccionarse en Polonia. Para despedirse, se presentó junto a la orquesta que dirige David del Pino, interpretando el Concierto N°1, en Mi menor, compuesto por Chopin también a sus veinte años. Andonaegui mostró tener excelente técnica y gran sensibilidad, recursos suficientes para ascender en una difícil carrera artística cuando hay dedicación y amor por lo que se hace. Su versión fue impecable, luciendo una excelente memoria y capacidad para hacer claros los pasajes más densos, si bien habría estado mejor con algo más de intensidad y calor expresivo. Pero justamente el desempeño en un medio muy exigente y competitivo, como el europeo, afianzará su personalidad. En la primera parte de este concierto se escucharon "El despertar de la especie", una nueva obra del chileno Juan Sebastián Vergara; la obertura de "La flauta mágica" y un poco conocido Te Deum K.141 de Mozart. En esta obra religiosa actuó el Coro de la U. Metropolitana de Ciencias de la Educación (directora, Ruth Godoy), quien no tuvo problemas para cantar con disciplina y buena afinación la obra de Mozart escrita a los 13 años. El desempeño de la O. Sinfónica y su director titular, fue siempre valioso.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores