Festival de Cine: Silvio Caiozzi abrió la competencia en Valdivia

Con la exhibición de "Cachimba", se dio por inaugurada anoche la competencia del certamen cinematográfico sureño.

26 de Septiembre de 2004 | 11:44 | Felipe Ossandón, enviado especial a Valdivia

"Yo no soy Billy Cristal", dijo Patricio Contreras quien animó la inauguración junto a Esperanza Silva.
VALDIVIA.- Silvio Caiozzi fue profético. Ayer en la mañana había dicho que le bastaba que "Cachimba" fuera recibida en Valdivia con la mitad de la euforia con que fue recibida el jueves pasado en Cartagena.

Y así fue. Porque la recepción de su película, con la que se inauguró anoche el décimo primer Festival de Cine de esta ciudad, estuvo lejos de la euforia esperada.

El acto inaugural fue recibido con la calidez de siempre por parte de la comunidad valdiviana, quien se apostó desde muy temprano en el frontis del Teatro Cervantes, a esperar a los artistas invitados a la cita, mientras disfrutaban de los sones de la banda de la Tercera División del Ejército, que interpretó música de películas mientras llegaban los invitados.

Fueron más de mil personas las que repletaron anoche el Teatro Cervantes, para asistir a la ceremonia de inauguración, la que, según dicta la tradición local, empezó con casi una hora de atraso.

La ceremonia fue animada por la actriz María Esperanza Silva y el actor Patricio Contreras, quienes formaron una distendida y espontánea dupla que sacó aplausos en varios pasajes de su alocución.

La pareja elogió el imponente escenario del teatro, entregó premios varios, hizo mención a las películas en competencia, y presentó a los oradores de la noche, entre los que se contaba el rector de la Universidad Austral Carlos Amtman, y el Ministro de Cultura, José Weinstein, quien dio especial importancia al hecho de que esta versión de la cita valdiviana se estaba realizando justo después de la aprobación de la Ley del Cine, de pronta promulgación, y de la importancia de este Festival, en la descentralización de la cultura en nuestro país.

Tras los aplausos de rigor, los animadores invitaron al escenario primero a Cristián Jiménez, director del cortometraje "El Tesoro de los caracoles" que se presentó antes de "Cachimba", y luego al propio Silvio Caiozzi, quien se confesó nervioso "como un padre que se pasea en la sala de espera de la maternidad".

El realizador se refirió tangencialmente a la polémica suscitada con la directora del evento, al asegurar que ésta era la primera vez que la cinta se exhibía en celuloide, con el sonido final y en su versión completa (en Cartagena sólo se exhibieron 40 minutos).

Tras su breve alocución, en la que se presentó en el escenario con parte del elenco de la película (Mariana Loyola, Pablo Schwarz, Paulina García, entre otros), se exhibió primero el cortometraje "El tesoro de los caracoles".

El corto resultó ser la delirante historia de Kike, un joven campesino con cierto retraso mental, que a partir de un simple pedido que le hace su madre, cae en un espiral de situaciones extrañas que incluyen el descubrimiento de un tesoro, el asesinato de un pariente (y su posterior entierro) una lluvia de berlines, el desentierro del muerto (que resulta ser un chancho) y un sinfín de situaciones extrañas que hicieron reír de buena gana al público, quien aplaudió largamente tras la proyección.

La Cachimba de Caiozzi


Silvio Caiozzi se confesó nervioso antes de mostrar su película.
Tras la exhibición de "El tesoro de los caracoles", y con un público "encendido" vino la proyección de "Cachimba".

La película del realizador chileno, inspirada en la nouvelle de José Donoso "Naturaleza Muerta con Cachimba", salió al ruedo después de una quizás demasiado larga ceremonia de presentación. Esto, además de las dos horas y veinte minutos que dura la cinta, seguramente influyó la percepción que tuvo el público de la misma.

El filme cuenta la historia de Marcos (Pablo Schwarz) un funcionario gris y apagado, que forma parte de la Corporación para la Defensa del Patrimonio Artístico Nacional, una cofradía de ancianos burocráticos que defienden con cuestionables métodos el patrimonio artístico nacional.

Paralelamente, en medio de su vida rutinaria y aburrida, Marco conoce a Hilda, una rolliza y tímida ayudante de dentista (en una soberbia interpretación de Mariana Loyola, lejos lo mejor de la cinta), con quien se involucra en una tormentosa pero a la vez dulce relación.

Marcos trata por todos los medios de conquistar a Hildita, pero ella lo rehuye principalmente por el pudor que le produce su sobrepeso. El personaje es muy similar al personaje de "El gordo", en la película "La luna en el espejo" del mismo realizador.

De hecho, hay más de una conexión entre ambas películas (ambas dirigidas por Caiozzi, ambas inspiradas en textos de José Donoso), sobre todo en el perfil de los personajes (tímidos, marginales, agobiados por padres dominantes), las locaciones en balnearios populares ("La luna..." en Valparaíso, "Cachimba" en Cartagena).

Sin embargo, a diferencia de la "La luna...", en "Cachimba" Caiozzi opta por una camino difícil al adentrarse en pasajes mucho más oscuros de sus personajes y al detenerse (y quizás aquí es donde decae un poco la cinta) en la densa problemática que acosa a Marcos, quien, en uno de sus tantos paseos de conquista con Hilda, conoce en Cartagena al decadente cuidador de un viejo museo en el que aún se mantienen obras de invaluable valor para el protagonista.

La película no sólo pierde ritmo al volver sobre ese tema, sino también porque deja demasiado de lado el personaje de Loyola, que es el que en buena medida le inyecta frescura y espontaneidad a la cinta.

"Cachimba" es una comedia densa, enrevesada, pero que igualmente saca carcajadas en varios pasajes y que es desarrollada con la prolijidad y la elegancia característica en el cine de Caiozzi.

Al final, si bien el público aplaudió intensamente al término de la proyección, entregó una ovación más bien breve (insuficiente para hacer salir adelante al director y a los actores, como ha ocurrido en años anteriores) y luego se paró y se fue a gozar de la noche valdiviana.

Cartelera para hoy

Hoy sigue la actividad en Valdivia. Y sigue con interesantes estrenos para nuestro país.

Esta tarde, a las 19:15 horas, en el Aula Magna de la Universidad Austral, se exhibirá "The five obstructions", del siempre polémico director danés Lars Von Traer. Y más tarde, a las 21:30 horas, en el Teatro Lord Cochrane, se exhibirá la no menos polémica "Mala educación", del realizador español Pedro Almodóvar.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores