Musulmanes piden ayuda para salvar el Corán más antiguo de China

"Si el Corán no es protegido, podría pudrirse en 10 años", advirtió Ma Qing, director de asuntos religiosos en la localidad donde se encuentra esta obra de 30 volúmenes escrita alrededor del siglo VIII.

20 de Octubre de 2004 | 07:54 | EFE
BEIJING.- Expertos religiosos de la comunidad musulmana china y especialistas en conservación de libros pidieron hoy, miércoles, ayuda para salvar el ejemplar del Corán más antiguo de China, porque corre peligro de desintegrarse.

"Si el Corán no es protegido, podría pudrirse en 10 años", advirtió Ma Qing, director de asuntos religiosos en la localidad donde se encuentra esta obra de 30 volúmenes escrita alrededor del siglo VIII.

Los líderes musulmanes locales están intentando preservar este Corán, que actualmente se guarda en la mezquita Jiezi de la localidad de Xunhua, y que también podría ser robado debido a las escasas medidas de seguridad.

Ma señaló que "es urgente construir una habitación más segura y mejor ventilada para guardar estos documentos", dado que la actual ubicación, en una húmeda sala cercana a un estanque, dañó seriamente los libros, por lo que algunas partes son ya ilegibles.

Otros expertos pidieron hoy a través del diario oficial "China Daily" ayuda nacional e internacional para construir un museo que ayude a proteger estos libros históricos del paso del tiempo y de los ladrones de arte.

Esta edición del Corán, manuscrita en pergamino, fue traída a China en el siglo XIII desde Asia Central por los Salar, una etnia de religión musulmana que vive en zonas del oeste de China.

La leyenda dice que los Salar huyeron de las guerras entre clanes en la zona de la actual Turkmenistán y transportaron los volúmenes a tierras chinas con un camello blanco, que desapareció al llegar donde actualmente se localiza al pueblo de Xunhua.

Un día después del extraño suceso, apareció una fuente en el lugar donde se vio al camello por última vez, por lo que los Salar decidieron quedarse allí, construir una mezquita y guardar en ella su preciado Corán.

La obra, considerada una rareza, fue exhibida en Siria en 1954 y en 1958 fue llevada a Beijing para su preservación, pero los Salar reclamaron que los libros fueran devueltos a su comunidad, por lo que retornaron a Xunhua en 1982.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores