La ciudad italiana de Cremona no puede costearse otro Stradivarius

Un violinista británico dejó en herencia a la ciudad que tanto amaba un Stradivarius valorado en unos 600.000 euros, pero para conseguirlo la municipalidad, tiene que desembolsar 118.000 en impuestos de herencia.

16 de Noviembre de 2004 | 12:20 | DPA
CREMONA, Italia.- La ciudad italiana de Cremona carga con una difícil herencia del músico británico Remo Lauricella, fallecido el año pasado a la edad de 91 años.

El violinista dejó en herencia a la ciudad que tanto amaba un Stradivarius valorado en unos 600.000 euros, pero para conseguirlo la municipalidad, tiene que desembolsar 118.000 en impuestos de herencia.

"Todo el mundo sabe que no tenemos dinero", se lamenta el alcalde Gian Carlo Corada. Según los medios italianos, los lugareños han dedicido recaudar dinero para poder conseguir la pieza maestra.

El famoso artesano Antonio Stradivari (1644-1737), conocido por sus violines, es de Cremona, donde ya existe un museo dedicado a ese instrumento.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores