MNBA: Dialogando con el arte latinoamericano

La destacada muestra "Diálogos", compuesta por noventa y ocho obras de arte latinoamericano de la Colección Cisneros, es un recorrido por la diversidad artísticas de nuestro continente.

26 de Noviembre de 2004 | 11:22 | El Mercurio en Internet

"Silueta Works in Mexico" de Laura Anderson Barbata.
SANTIAGO.- Lentamente el arte latinoamericano contemporáneo ha comenzado a dar a conocer toda su variedad y riqueza, demostrando estar a la altura del arte europeo o norteamericano. La muestra "Diálogos" es el mejor ejemplo. Un interesante conjunto de obras de arte del siglo XIX y XX de la Colección Cisneros que se podrá visitar hasta el 28 de febrero en el Museo de Bellas Artes. Obras muy variadas en materiales y estilos, que van desde el paisajismo a la abstracción geométrica, forman una interesante muestra que buscan revelar conexiones y diferencias de los artistas de nuestro continente.

La muestra, organizada por la Fundación Cisneros en colaboración con el Museo Nacional de Bellas Artes y bajo la curaduría de Ariel Jiménez, curador de la Colección Cisneros, presenta obras que pertenecen a tres importantes áreas de la colección venezolana: Arte Contemporáneo, Abstracción Geométrica Latinoamericana (período comprendido entre las décadas de 1940 y 1970) y Paisaje de las Américas, entre cuyas obras figuran las realizadas por los denominados pintores viajeros. La exposición está concebida de tal forma que se haga manifiesta la heterogeneidad del arte latinoamericano, además de crear un diálogo tanto entre las obras abstractas y tradiciones, como también entre objeto y espectador.

Según el curador de la muestra, Ariel Jiménez, el título hace directa alusión a lo que busca esta exposición: generar un diálogo y "demostrar las diversas expresiones plásticas de arte contemporáneo latinoamericano". Éstas se han dado de diversas formas y para graficarlo nombra la cordillera. "A principios de siglo fue una separación natural de las culturas y eso se ve reflejado en las diferencias plásticas de un país a otro". Según el curador, las expresiones geométricas reflejadas en el arte brasilero no se encontraron, por ejemplo, en Perú.

La exposición, que incluye noventa y ocho obras de arte, está organizada en siete secciones: "Lo autóctono americano", "Diálogos con el otro", "Paisajes", "Estética de la luz", "A tiempo", "Dibujar/desdibujar" e "Introspecciones", que están repartidas entre el Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago Chile y sus salas anexas ubicadas en el Mall Plaza Vespucio y Mall Plaza Norte, espacios de arte afiliados al museo.

En el Museo de Bellas Artes están cinco de las secciones. "Lo autóctono americano", explora los procesos que llevan a la creación de imágenes de reconocimiento nacional o comunitario en América Latina, particularmente en el siglo XX. "En las mismas obras se pueden ver como se desarrolló el problema de las identidades tan propio de Latinoamérica. Se hacen visibles las diferentes razas y sus mezclas que es un extracto cultural histórico definido", explica el curador Ariel Jiménez.

En el museo se encuentra también la sección "Diálogos con el otro" dedicada al diálogo que se establece entre la obra de arte y quien la observa. Según Ariel Jiménez, se empieza a plantear una posibilidad de composición de la obra de arte por parte del artista mismo y del espectador. "El objeto se abre al espectador pero siempre centrándose en sí mismo. Por otra parte, el artista comienza una nueva investigación con el objeto manipulándolo y creando un coloquio por las posibilidades de movimiento que adquiere. La idea es pensar el objeto más allá de lo estético y crear una forma de ver más allá del objeto mismo".

La tercera parte expuesta en el Bellas Artes es "Paisajes" que se erige sobre la idea de que la representación del paisaje fue una preocupación central del Modernismo y, por lo mismo, es uno de los temas fundamentales tratados por el arte contemporáneo. Según el curador "se ocupan herramientas no tradicionales para hablar de paisajes del mundo que no lo son verdaderamente. Paisajes donde se enfatiza clara e irónicamente el intento de artificialidad de la representación".

En la otra ala de la sala está "Dibujar/desdibujar" que ocupa en especial la línea que ha sido muy utilizada en el arte moderno y contemporáneo. "Imágenes que parten de una decisión elemental pero que terminan en una situación absolutamente caótica. Un caos que se genera a partir de algo meticuloso", así explica al espectador Ariel Jiménez las obras hechas de alambre, soga u otros materiales, que trazan y crean figuras en el espacio. "Parten de una estructura geométrica y terminan en una estructura desordenada", agrega.

Finalmente las obras pertenecientes a "Introspecciones" están dedicadas al trabajo que crea un espacio u ocasión para la introspección. Así todas las obras están vinculadas con el inconsciente, con los problemas de la identidad, la individualidad y la colectividad trabajando con una suerte de automatismo incontrolable.

La Colección Cisneros

La Colección Cisneros es el programa de difusión de las artes visuales latinoamericanas que impulsa la Fundación Cisneros, institución con sede en Venezuela. El eje de la Colección Cisneros (www.coleccioncisneros.org) es el arte moderno y contemporáneo de América Latina, e incluye también obras del paisajismo latinoamericano producidas desde del siglo XVII hasta la actualidad, además de arte colonial venezolano y dibujos, diarios y artefactos del artista y explorador francés Auguste Morisot.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores