Jorge Edwards presenta en Atenas su primera obra traducida al griego

El escritor nacional, que fue presentado como una personalidad "de carácter especial y un escritor de primera categoría" mostró "El sueño de la historia".

10 de Mayo de 2005 | 09:59 | EFE

El escritor chileno presentó "El sueño de la historia".
ATENAS.- El escrito chileno Jorge Edwards, Premio Cervantes (1999) y Premio Nacional de Literatura (1994), presentó en Atenas la traducción al griego, por primera vez, de una obra suya, "El sueño de la historia".

El escritor y diplomático chileno pronunció anoche una charla, titulada "la invención de la memoria", en la que dijo que ha dedicado mucho tiempo y trabajo a "El Sueño de la historia", que tiene un cierto carácter autobiográfico.

El director del Instituto Cervantes de Atenas, Pedro Bádenas de la Peña, recibió y presentó el invitado y le calificó como una personalidad "de carácter especial y un escritor de primera categoría".

Puntualizó que es el único escritor chileno que ha recibido el Premio Cervantes, "que es como el Premio Nóbel de las letras españolas, que ha sido otorgado a 30 escritores desde su creación en 1976".

Bádenas añadió que "la honradez y la independencia caracterizan la obra de Edwards y constituye un punto de referencia moral".

La embajadora chilena, Sofía Prats, expresó "el orgullo y la satisfacción de dar la bienvenida a Edwards", cuya obra "trascendió las fronteras chilenas" para ser "un representante ejemplar de la literatura latinoamericana".

Una carrera difícil

Edwards relató en su charla que su carrera de escritor "ha sido difícil y un proceso complejo", que se inició en un ambiente familiar que no le destinaba a la literatura y que entró en esa disciplina "por el placer estético del idioma".

Hizo un recuento de su obra y su relación con los acontecimientos históricos en Chile en que "a fines de la década de los años 60 e inicio de los 70, tenía consciencia clara de una crisis que se preparaba pese a que en Chile se creía que nunca pasaba nada. Existía un fenómeno social muy notable de jóvenes que venían del mundo del orden social".

Relató la experiencia que tuvo en Cuba cuando el Gobierno de Salvador Allende le envió a abrir las relaciones diplomáticas a la Habana, y cómo abandonó esa capital después de tres meses y medio debido a discrepancias con Fidel Castro y su régimen, lo que le sirvió de inspiración para su libro "Persona non grata", que marcó un hito histórico y un antecedente para los chilenos.

"Escribí no ficción a manera de ficción", dijo Edwards sobre esa obra, y explicó: "inventé una memoria y escribí 'Persona non grata'".

Relató a continuación cómo en "Los convidados de piedra", que era un texto abierto, "la historia había escrito el final de la novela", que se completó con los acontecimientos del golpe de Estado en Chile (1973).

Tras su exilio en Barcelona hasta 1978, regresó a "un Chile completamente diferente al que había dejado y en donde pasaba de todo, las cosas peores, en que hasta el sonido de la calle era diferente, de un país bullicioso (se había transformado) a uno que iba en voz baja, de cuidado, de sospechas".

Sobre Pablo Neruda, del que fue amigo y ministro consejero en la embajada de Chile en París, declaró: "tuve una larga relación con Neruda (...), un poeta extraviado en la diplomacia" pero que "lograba tener éxito en importantes gestiones diplomáticas".
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores