"Cómplices": Un comienzo con dudas

La teleserie de TVN tiene potencial para crecer, pero necesita hacer uns pequeños ajustes para lograrlo.

06 de Marzo de 2006 | 21:02 | Alejandro Herrero S., El Mercurio en Internet
"Descarado": Una venganza sin misterios



Francisca Lewin.

¡Ojo con el hurón!.
SANTIAGO.- Si TVN pretende que "Cómplices" sea la teleserie que le permita poner fin a la hegemonía de Canal 13, tendrá que hacerle algunos ajustes.

La historia tiene potencial para convertirse en una comedia divertida con densos toques de drama, gracias a las obvias situaciones tragicómicas que generarán los intentos por hacerle creer al gringo Slater (Francisco Reyes) que ha encontrado a su verdadera familia.

Slater es un chileno que fue adoptado por una familia estadounidense y decide regresar al país a buscar a su familia biológica, pero Soledad Méndez (Claudia Di Girolamo), una estafadora profesional, crea una familia ficticia para engañarlo y robarle todo su dinero.

La insinuada relación gay (un tema de moda hoy en día) entre los personajes de Néstor Cantillana y Ricardo Fernández, o los problemas de deudas de los protagonistas aportarán el toque de melodrama que el guión necesita.

El problema de "Cómplices" está en la construcción de algunos de sus personajes, porque varios transitan peligrosamente al borde de los estereotipos absurdos y no le sacan partido a las licencias que da un argumento que necesita personajes fácilmente reconocibles para funcionar.

Francisca Durán, el personaje de Paz Bascuñán, por ejemplo, responde a la clásica figura de la niñita superficial que ha transformado a las tarjetas de crédito en su perdición, pero en varios momentos la exageración de sus rasgos light o conversaciones vacías molestaba más que aportaba.

Andrea Riquelme cumple cabalmente con ser la típica arpía calculadora, caprichosa, egoísta y dueña de una interminable lista de conquistas, que aparenta ser una inocente niña, aunque no dudaría en dejarte en la bancarrota si le das la oportunidad; pero a Francisca Lewin, la actriz encargada de interpretarla, se le nota la falta de "práctica" con este tipo de personajes, porque sólo había hecho roles de niña buena en televisión ("16", "17", "Los Capo") y nunca logra demostrar que se siente cómoda dándole vida.

La situación se complica cuando los momentos más divertidos los protagonizó un inocente hurón, que sufrió serios problemas de identidad al ser confundido con un ratón e, incluso, con un castor.

El gringo Slater, por lo visto hasta ahora, sufre una grave falta de cariño que lo hace ver casi tonto, pero no sería raro que comience a mostrar las garras y tenga varios secretos ocultos, como las “cosas fuertes” que le hizo sentir su falsa hermana Soledad (Claudia Di Girolamo), confesión con la que cerró el capítulo inicial.

El camino de "Cómplices" recién comienza, por lo que si logra hacer los ajustes necesarios en su trama, no debería tener problemas para que la gente enganche y se identifique con su improvisado grupo de estafadores.
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores