EmolTV

El villano de Montecristo cuenta la trastienda de la teleserie de Mega

Tomás Vidiella dice que a su personaje le cortaron una escena donde comulgaba en la primera comunión de su hija, porque ya "era muy malo". También confirma los pocos capítulos grabados de la producción: sólo 12.

18 de Octubre de 2006 | 09:02 | Leonardo Núñez, El Mercurio Online

SANTIAGO.- La última vez que Tomás Vidiella (66) había participado en una teleserie fue en Piel Canela (2001), la fracasada producción de Canal 13. Después de eso, no lo llamaron más. Hasta ahora. Megavisión junto a su socio, la productora Roos Film, apostaron por él para su nueva producción. Y no para un papel menor. Es Alberto Lombardo, el malo de Montecristo.


Anoche, en el segundo capítulo de la teleserie, nuevamente se le vio dando vida al siniestro personaje, en un rol que le gusta mucho. Es más, Vidiella agrega que volver de malo a una telenovela, es lo mejor que le pudo pasar. Tan alegre está, que contó a Emol la trastienda de la teleserie. El primer capítulo obvió algunas escenas, según él, no por "censura", sino por que su personaje ya era demasiado malo (mmm…).


Eso por una parte. Como ha trascendido, el experimentado actor confirmó que son muy pocos los capítulos grabados de Montecristo. Lo que implicará acelerar la grabación de escenas. ¿Significara esto una merma de la calidad?       


Qué regreso, Tomás. Hace tiempo que no estaba una teleserie y vuelve interpretando a un villano, que parece que es de los de antología. 
"Estoy muy contento con el resultado. Hasta yo me sorprendí al verme actuando en un rol bastante complejo. Me ha llamado mucha gente, diciendo que les gustó mi personaje".


La producción tampoco ha desilusionado hasta ahora.


"Pienso que está hecha muy bien, y va a ir mejorando todavía más. Encuentro que tuvimos un rating fabuloso. Quedamos conformes con los 20 puntos de rating (para el primer capítulo). Esperábamos unos 14 puntos cuando más, por estar en un horario en que no se habían hecho teleseries nacionales, y peleando con el final de la Isla Vip y con el programa de baile de TVN".


Vamos a su personaje, Alberto Lombardo. Usted ha dicho que es muy intuitivo para elegir sus obras. ¿Qué ocurrió con Lombardo? ¿Es el producto de la intuición?
"No, es producto de una experiencia, yo creo. El saber un oficio, y un talento que pones al servicio de un papel.


¿En qué villano de la vida real se inspiró?
"En ninguno de la vida real. Me inspiré en la fantasía que puede tener cualquier artista y sacar la dosis de maldad que pueden tener el ser humano adentro y refinarlo a través de un personaje que no fuera una maqueta de malo, sino que creíble. La verdad, quiero que sea un malo que también sea capaz de ser a ratos bueno, jajajá.  Así el personaje se hace querible y verdadero".


¿Qué tan malo será? ¿Lo terminaremos detestando?
"Yo no sé. Yo quisiera que lo entendieran como ser humano. Porque él, dentro de todo, siendo muy malo, dentro de su verdad, cree que lo está haciendo para mejor. Eso lo transforma en un ser humano, no en un cliché".


Le hago la pregunta de rigor que se le hace a todos los actores que interpretan a un villano. ¿Por qué son tan recordados?
"Es que todos tenemos una dosis de maldad guardada, entonces verla reflejada, de repente en alguien y creerle… es atractivo. Bueno, (en el capítulo debut) salía una escena en la primera comunión de mi hija, donde yo comulgaba y no lo pusieron al aire".


¿Cómo? ¿Eso fue en el primer capítulo?
"Sí".


¿O sea que lo "censuraron"?
"No, no censurado, pero no se puso eso, porque ya era como mucho este malo tan malo".


¿Pero igual la teleserie va en un horario nocturno…?
(Tartamudeando) "Sí, no, no, no. No nos han censurado en nada... directamente".


Sólo para mayores


Uno de los argumentos más fuertes de Montecristo tiene relación con el rapto de una niña y el asesinato de sus padres por traficantes de menores.


 ¿Recuerda historias tan fuertes en una teleserie nacional, Tomás?
"El argumento es súper fuerte. Por eso tal vez hay cosas que no se ponen porque son demasiado. Imagínate, en el primer capítulo ya mataron a dos personas. Es decir, es muy violenta, por eso hay que darla en un horario nocturno. Las escenas que vienen también son fuertes (…) No, no recuerdo guiones tan fuertes. No sé, creo que es bueno. El autor es importante. Contar con un texto de Alejandro Dumas (la novela se basa en su libro homónimo) es un plus que a la gente le gusta".


¿Qué pasó ahí? ¿Tuvo que llegar una productora Argentina para enseñarles de maldad a los guionistas y directores de teleseries nacionales?
"Ah, esa parte no te la podría contestar porque ni yo la sé. O sea, sencillamente, si de repente si hay algo bueno que se pueda traer, por qué no (hacerlo). Si es como las cosas importadas, no. Lo importante que todo el material que se ocupó es chileno. Los sets, que son espectaculares, los actores, el vestuario, excepto el director, que es argentino".


La versión Argentina tocó la situación de la dictadura en ese país. Acá se eludió ese  tema. ¿Se ha comentado dentro del elenco?
"No, la novela viene arreglada de Argentina. Acá no se le ha quitado nada. La novela que se le compró a Telefé, es la que ellos hicieron para venderla internacionalmente. Ellos sacaron el tema de las Madres de mayo y esas cosas, porque es un tema que acá en Chile no tuvo la misma connotación. Pero no es porque haya habido una censura acá ni nada".


¿Por su experiencia, cree que pueda haber un antes y un después de Montecrsito?
"Es tan difícil vaticinar nada, porque en la vida no se puede vaticinar nada. Todas las cosas pueden ser sí y pueden ser no. Creo que es un gran paso delante el que se dio. Eso va a tener una consecuencia".


De las teleseries en pantalla actualmente, está Floribella, Charly Tango y Disparejas. ¿Montecristo es superior?
"Es totalmente distinto. No tiene nada que ver con Charly Tango; no tiene nada que ver con Disparejas, y no tiene nada que ver con Floribella…Yo creo que las cosas cuando son exclusivas tienen una fuerza que no tienen las otras cosas".

Confirmado: sólo doce capítulos

Tengo entendido que hay pocos capítulos grabados de la teleserie. ¿Significa que van a tener que trabajar mucho en lo que resta del año?
"No, hay como unos 12 capítulos grabados".


A mí me dijeron que eran siete. Pero igual doce es muy poco para empezar.
"Lo que pasa es que hay muchas escenas que como se han hecho con cuidado, con tres tomas distintas, se toma un tiempo que no es normal al de una teleserie tradicional".


¿No existe la posibilidad de que los pille el tiempo?
"Vamos a tener que trabajar más. No va a quedar otra".


¿Y eso no podría atentar la calidad del producto?
"No, porque en eso nadie quiere transar. Ha costado mucho conseguir una teleserie como ésta para soltarla tan fácilmente".

Una de las dudas en el mundo de la tablas era si Tomás Vidiella seguiría administrando el teatro Bicentenrio. El reputado actor, que este año ha tenido éxito con ¿Quién le teme a Virginia Wolf? y Cuarteto, asegura que ya tomó una decisión.

"Voy a seguir administrando el teatro un año más. Ya está decidido. Pero no quería hablar de eso", explica.

Y si ya lo tiene decidido, ¿qué obras piensa poner en tabla el próximo año?
"Varias, y ojalá que sean muy buenas".

Adelante una.

"No, no puedo. Y no te vayas al chancho, si ya te he contado mucho. Además, cuando cuentas las cosas el pavo se te quema en el horno".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores