Dangerously in love

17 de Agosto de 2007 | 01:14 |
Dangerously in love

«Crazy in love» debe ser el mejor single que se publicó el año pasado en Estados Unidos, y si aún no lo ha escuchado corra y búsquelo, aunque sea por medios ilegales. Un R&B que fuerza el crescendo a través de una orquesta sampleada de un viejo tema de los Chi-lites, se dirige con fuerza a través de las voces contrastantes de Beyoncé y el rapero Jay Z creando un clima salvaje, grandioso, sexy, inolvidable.

Inicia el primer disco solista de Beyoncé, una de las tres integrantes del desaparecido grupo vocal de R&B Destiny´s Child, hoy repartida entre labores de actriz cinematográfica (y las fotos de este disco no hacen nada por disimular su hermosura) y una carrera solista que ha resultado de mucho mayor éxito que el que jamás se imaginó. Es un inicio tan fuerte, que se hace medio inevitable que el disco se vaya desinflando hacia el final, pese a, al menos, otros tres cortes dignos de similar rotación radial. Quizás el problema de Beyoncé Knowles sea un cierto conservadurismo, que la lleva una y otra vez a la balada más convencional, llegando a recordar, por momentos, a la lamentable Toni Braxton. De haber concebido su oferta solista como una oportunidad de trabajar junto a sus productores un sonido de verdad moderno (como el de sus singles), es probable que este álbum se hubiese convertido en un clásico como antes lo fueron The miseducation of Lauryn Hill o Aaliyah: discos de fusión de ritmos negros y los mejores recursos técnicos, con divas del canto de la más alta estatura.

Lo mejor del disco se concentra en la primera mitad, con otros temas de ritmo agitado, principalmente "Naughty girl" (parcialmente basado en el clásico "Love to love you baby" de Donna Summer) y Baby Boy, a dúo con Sean Paul. El rap "Hip-hop star" incluye a una de las dos voces del últra-aclamado dúo Outkast, y es un corte eléctrico y atrevido, muy interesante. Las baladas en cambio, por poderosa que sea su producción (como su dúo con Luther Vandross, "The closer I get to you"), terminan por aburrir y hacer querer volver, de nuevo, al principio. La edición del disco que se comercializa en Chile incluye tres cortes fantasmas, incluyendo "Work it out", un exquisito funk ya incluido en el soundtrack de la película Goldmember, de la saga del ridículo Austin Powers.


Marisol García C.

Beyoncé, "Dangerously in love" (2003, Columbia/Sony)


1.Crazy in love, 2.Naughty girl, 3.Baby boy, 4.Hip-hop star, 5.Be with you, 6.Me, myself and I, 7.Yes, 8.Signs, 9.Speechless, 10.That´s how you like it, 11.The closer I get to you, 12.Dangerously in love, 13.Beyoncé interlude, 14.Gift from Virgo.

Duración: 68:49

Voces invitadas: Jay Z, Sean Paul, Big Boy, Sleepy Brown, Missy Elliott, Luther Vandross.

Producción: Rich Harrison, Scott Storch, Bryce Wilson, Missy Elliott, D-Roy, Mr. B, Nat Adderley Jr.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores