Smile

17 de Agosto de 2007 | 01:14 |
Smile

Cuando la opción es permanecer sumergido entre cierto "anonimato" público, el riesgo para un músico puede ser alto. Tanto que tal vez haga desaparecer del mapa un nombre.

Ana María Meza, por ejemplo, cantante con infinidad de propiedades más que gran parte de las figuras pueblan las páginas de espectáculos o gozan de espacios estelares en la televisión, es uno de esos casos que no se debieran dejar pasar tan levemente. Ella misma se percató de que 20 años estudiando técnicas vocales avanzadas no resultaba suficiente en su crecimiento como artista. Además del aula, está el escenario, el lugar donde realmente los nombres pesan por sí mismos.

Es así como Ana María Meza, reconocida como una de las maestras de canto popular más importantes del último tiempo, llegó a poner su nombre y su fotografía en la cubierta de un disco. Un disco de swing neto y refinado, pese a que su historia estuvo siempre ligada a la lírica (parte del staff del Coro Profesional del Teatro Municipal) y al pop (solista estrella de los grupos setenteros Causa y Efecto, y Disco Boogie). Éste es un cambio de switch total en su cronología, una búsqueda del equilibrio entre sus mundos docto y popular. Porque el jazz tiene, precisamente, un pie en cada uno.

Y si cantantes de jazz como Rossana Saavedra son todo actitud y desenfado en el escenario, o como Myriam O, una voz direccionada hacia las baladas románticas, Ana María Meza, con su aparentemente inagotable glosario de soluciones vocales, nos demuestra en este debutante Smile que ella fue hecha para el swing. Sobre todo en las canciones en tempo rápido. Las más, las incorporadas al estilo vocalese, aquél que transfiere a texto los coros y solos originalmente instrumentales: "Four", extraída de una melodía de Miles Davis y redactada por Jon Hendricks, o "Twisted", de un magnífico solo al saxo tenor de Wardell Gray y trabajada luego por Annie Ross. Y como Meza tiene mucha onda, sumamos también los momentos junto al gran aporte vocal de T-Funk Camilo Castaldi, quien adereza con su narrativa la sexacional "Black coffee" y la sumerge en algún bar de mala muerte.

Íñigo Díaz

Ana María Meza, "Smile" (2004, independiente)


1. Black coffee, 2. Tenderly, 3. Do nothing till you hear from me, 4. Twisted, 5. Smile, 6. You’ve changed, 7. Four, 8. My funny Valentine, 9. ’Round midnight, 10. Shiny stockins.

Personal: Ana María Meza (voz), Moncho Romero (piano), Pablo Menares (contrabajo) y Andy Baeza (batería).

Músicos invitados: Camilo Castaldi (voz y narración) e Ignacio Arriagada (percusión)

Duración: 49:45

Producción: Ana María Meza.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores