Moulian se despide del teatro, desecha la política y critica la postura cultural del Gobierno

Este sábado se estrena “Insektos”, su última obra dirigida a la familia. ¿Su futuro más probable? No será candidato UDI y podría asumir la dirección del Festival de Viña. De paso, critica el poco olfato del Gobierno para detectar los grandes eventos culturales que demanda el país.

25 de Marzo de 2008 | 12:43 | Leonardo Núñez, El Mercurio Online

Vasco Moulian trabajó cerca de un año y medio junto a su compañía para montar Insektos, una obra con un fuerte mensaje ecológico que invita a reflexionar a padres e hijos.

Harold Castillo, El Mercurio Online

SANTIAGO.- Después de 16 años dedicados al teatro infantil, el empresario y director teatral Vasco Moulian está listo para estrenar su última obra dirigida a la familia y con la cual se despide de las tablas. Se llama “Insektos” y debuta este sábado en la carpa de su compañía instalada en Vitacura (Presidente Riesco con Alonso de Córdova).

“Insektos” es una obra con un claro mensaje ecológico, utilizando los recursos que han sido el sello de los exitosos montajes de la compañía de Moulian (Ex Kerubines, fundada en 1992): Marionetas gigantes, música en vivo, efectos especiales y diálogos amenos, con mensajes para niños y adultos. O como el mismo lo llama, “Un teatro para toda la familia”.

Tras esto, el ex actor de teleseries inicia una nueva etapa. Por ahora, descarta su incursión en la política como candidato a alcalde por la UDI. En cambio, se concentrará de lleno en la producción ejecutiva y dirección del área infantil de Canal 13, señal donde es uno de los candidatos fuertes a asumir como director del Festival de Viña. Un cargo que está vacante por la renuncia de Ricardo de la Fuente.

Ganas tiene. Y se le notan a Moulian al responder sobre las posibilidades reales que tiene para quedarse con la dirección del certamen, como ha trascendido hace meses.

“Pucha, puede ser. No es una decisión mía. La tienen que tomar los ejecutivos de Canal 13. No está en mis manos esa decisión. Me encantaría, pero no tiene que ver conmigo”, señala.

Los nuevos pasos

Lo que está más claro en su futuro inmediato es su despedida del teatro. “Aunque no se dé esa posibilidad (de dirigir Viña) ésta es la última obra que hago durante un tiempo”, reitera cerrando el tema Festival.

Quiere hablar de “Insektos”, su obra de despedida, en un diálogo donde surgen espontáneamente sus críticas hacia el Gobierno por su política cultural. “Pareciera que la empresa privada es la que tiene el olfato para darse cuenta de los grandes eventos culturales”, acusa.

“Insektos” cuenta la crítica situación que vive una comunidad de bichos ante la amenaza de una inundación, provocada por el calentamiento global. El montaje plantea como única vía de preservación de la vida el trabajo unido y solidario de todos los integrantes de la comunidad.

La obra tiene un fuerte contenido ecológico. ¿Cuál es la diferencia en su mensaje con el que uno acostumbra a ver por televisión?
“Tiene que ver con como uno encara el tema (medioambiental) con los niños. Yo siento que a los niños hay que hablarles ‘pan-pan vino-vino’. O sea, cuando uno les quiere decir algo, tiene que ser bien directo. (Con esta obra) se pueden generar conflictos por lo que se cuenta (con los padres), pero (confío) en que lo que se produzca tenga que ver con cuidar nuestro ecosistema, nuestro medio ambiente. Nuestra naturaleza. Nuestros bichos”.

¿La idea es dialogar mucho después de verla?
“Sí, porque siempre he dicho que las obras de teatro tienen que ver con espectáculos familiares que no excluyan a los papás. Los niños vienen al teatro con ellos. Y por lo general cuando los padres van a ver espectáculos para niños, se aburren. Uno de los propósitos que he tenido en mi vida es justamente tener conciencia de que los niños los traen los papás. Entonces, hay que hacerle algún regalo a los papás”.

Como en tus anteriores obras, en “Insektos” hay muchos recursos puestos en escena. Música, bichos gigantes que vuelan, efectos especiales ¿Cuál es la idea detrás de esto?
“Se relaciona con dignificar el teatro familiar. Yo siento que siempre estamos esperando que vengan de afuera los espectáculos grandilocuentes, los espectáculos gigantes. Y yo he querido toda mi vida el dignificar el teatro, no sólo el teatro adulto, sino que el familiar. No esperar que vengan cosas de afuera para asombrarnos, para soñar. Creo que en Chile un niño tiene los mismos derechos que uno de Estados Unidos para ver cosas lindas”.

¿Existe la posibilidad de que esta obra se traslade de la comuna de Vitacura? Para que tengan acceso a ella personas de Plaza Italia para abajo.
“A mí me encantaría. Estoy esperando que alguna autoridad me llame y me diga, ‘Oye, Vasco, nos gustaría hacer la obra en otro sector del país’. Eso siempre me ha resultado con la empresa privada. Nunca una autoridad de gobierno me ha llamado para decirme ‘Oye, Vasco, me gustaría que hagamos tus obras de Plaza Italia para abajo’, como tú dices. Si me invitan, encantado. Yo soy el primero en hacerlo. Fuimos a Pica, Pozo Almonte, Alto Hospicio, Iquique y Huara gracias a la minera Coyahuasi con El libro de la selva y Fantasía y seguramente este año también vamos a hacerlo. Pero gracias a la empresa privada”.

Una crítica similar hiciste en una carta en “El Mercurio” por la visita de Ennio Morricone, cuando agradeciste a Celfíncapital “por cumplir el rol de nuestras alicaídas políticas culturales”.
“Sipos, pareciera que la empresa privada es la que tiene el olfato para darse cuenta de los grandes eventos culturales. Vimos la Muñeca Gigante, que lo trajo la empresa privada (en el marco de Santiago a Mil); vimos a Ennio Morricone,  que lo trae la empresa privada. Gracias a la Ley Valdés, me aclaraba Luciano Cruz Coke, que tiene toda la razón, gracias a esa ley pueden descontar impuestos las empresas. Hay un aporte ahí del Gobierno... de un senador más que del gobierno”.

La historia de Insektos

Guiados por la reina mantis, Mamantigua, los insectos amenazados por una inundación, los cambios climáticos, la escasez de comida y la sobre producción, deben encontrar la forma y lugar para seguir con vida.

Además deben enfrentarse a las oscuras intenciones de Alakrán, un escorpión rehabilitado de un pasado carnívoro que hace uso del caos provocado por la noticia de la venidera catástrofe, para derrocar a Mamantigua y subir al poder.  

Dirección general: Vasco Moulian.
Dirección artística: Hernán Vega.
Funciones: Viernes y sábado (18:00 horas).
Precios entradas: $ 3.000 niños y $4.000 general.
Lugar: Carpa de la compañía (Presidente Riesco esquina Alonso de Córdova). 

 

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores