Libro revela que Juan Luis Guerra estuvo a punto de separarse de 4-40

El periodista Euri Cabral escribe sobre las tres ocasiones donde el compositor dominicano pensó dejar la agrupación, además de su temor a los escenarios y su aporte a la música latinoamericana.

07 de Junio de 2008 | 17:50 | EFE

El iluminado: Juan Luis Guerra hace merengue para los pies y la cabeza.

Agencias

SANTO DOMINGO.- El compositor y cantante dominicano Juan Luis Guerra estuvo en tres ocasiones a punto de separarse de su grupo, 4-40, aunque la ruptura nunca llegó a producirse, relató el periodista dominicano Euri Cabral en su libro.

El autor de "Juan Luis Guerra y 4-40: merengue y bachata a ritmo de poesía y compromiso", que será presentado el lunes en Santo Domingo, reveló en una entrevista con EFE algunos detalles de la obra, que definió como "un ensayo biográfico" en el que analiza "el valor" del artista y su relación espiritual con la figura de Jesús.

Cabral relató en el libro que Guerra, quien hoy sábado cumple 51 años, estuvo a punto de separarse de su grupo 4.40 tres veces, una de ellas cuando la cantante Maridalia Hernández abandonó la formación y otra cuando murió el músico Ángel Miró Andujar, "Catarey".

También hubo una tercera ocasión en la que estuvo a punto de materializarse la ruptura, pero "impulsada por los demás integrantes" la relación se mantuvo, explicó Cabral.

Otro detalle poco conocido de la vida de Guerra que narra el autor del libro es que el intérprete de "La Bilirrubina" fue elegido como uno de los cincuenta mejores estudiantes de la Facultad de Música de Berklee, en Boston, donde cursó sus estudios.

"Es el único dominicano, de los que han estudiado en ese centro, y el tercer latinoamericano escogido entre los 50 estudiantes más sobresalientes", explicó Cabral.

Para el escritor y economista, amigo personal de Guerra, su gran aporte a la música latina es "un merengue para los pies y para la cabeza". "Tradicionalmente, el merengue era solo para la diversión, para bailar y para divertirse, pero Juan Luis crea un merengue para pensarlo", destacó.

Además, "convirtió la bachata, que era un ritmo dominicano marginado, en un ritmo internacional". "Y a ambos ritmos, al merengue y a la bachata, los ha convertido en poesía. Él agregó la poesía a estos dos elementos y les elevó la calidad", afirmó.

El autor aborda también la relación de Guerra con su esposa, su "temor" a la hora de salir al escenario (pese a hacerlo desde hace 25 años) y su pasión por el baloncesto, heredada de su padre, destacado jugador de ese deporte.

Para elaborar el libro, Cabral acumuló material durante 17 años y dedicó más de uno a la redacción final.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores