Vicuña le saca lustre a su popularidad con visita al estelar de Susana Giménez

El actor chileno fue el invitado principal al programa de la diva trasandina, con la que coqueteó y jugó con su fama de galán, gracias a su personaje antagónico en "Don Juan y su bella dama".

07 de Agosto de 2008 | 09:19 | Leonardo Nuñez, enviado especial a Buenos Aires

Vicuña a la conquista de Argentina. El actor integra el elenco de la teleserie del momento al otro lado de la cordillera, y anoche estuvo como invitado en el programa de Susana Giménez.

El Mercurio

BUENOS AIRES.- A media tarde, el rostro de Benjamín Vicuña aparecía ayer en los televisores de restoranes, negocios y varias tiendas comerciales de la capital argentina.

La teleserie “Don Juan y su bella dama” sigue liderando el rating en su horario, lo que también ha ayudado a que la popularidad del actor chileno se dispare: da vida a Franco, el antagonista de la telenovela que dejó ayer a las dueñas de casa cariacontecidas.

Resulta que Franco-Vicuña, el malo, se dirigía con una pistola a una fiesta para matar a uno de sus rivales. Y este cayó muerto en una piscina, tras recibir un disparo en el pecho, pero no se vio el rostro de su verdugo. Todos se preguntan ahora si el asesino es el chileno que conquistó a Pampita u otro malo de la comedia que se le adelantó en el crimen.

Tan bien le ha ido a la teleserie de Telefé, que se decidió extenderla. Y por eso mismo, Vicuña estuvo anoche invitado al estelar de Susana Giménez, con la que comparte la misma casa televisiva por estos días.

Con flores y muchos coqueteos cómplices, Vicuña agradeció a la diva la invitación a su programa. Y le respondió todo lo que le preguntaba. El actor le dijo que atravesaba por su mejor momento profesional y personal, por los buenos niveles de audiencia que tiene “Don Juan y su bella dama”, espacio que lidera la audiencia en su horario.

“Estoy contentísimo, por la buena onda de la gente, su cariño en la calle, y las buenas críticas, sobre todo porque es un personaje muy malo”, dijo en alusión a Franco. A lo que Giménez retrucó: “¡Pero tienes una cara de santo!”, lo que no se quedó sin respuesta por parte de la pareja de Pampita: “Esos son los peores”, dijo.

La conversación entre ambos, que cerró el programa, se extendió por 15 minutos. Vicuña reiteró que no se ponía celoso por las sensuales coreografías de su mujer en “El Baile” de Tinelli y que esperaba estrenar la obra de teatro “La celebración”, que produce con Gonzalo Valenzuela, en enero 2009.

El actor agregó también que su hijo Bautista lo tiene loco y que no le incomoda cambiarle pañales. “Es difícil saber cómo ser padre. Uno va asumiendo de a poco, a medida que aprende. Pero debo reconocer que con dos hijos tengo cierta habilidad y estoy feliz. Aprovecho de estar mucho tiempo con ellos y entregarles mucho amor”, señaló.

Antes de despedirse aseguró que no es mujeriego, cuando Jiménez le comentó que “las chicas en Argentina están locas por vos”. Con humor, Vicuña respondió que “yo soy como un caballito de feria. Me voy del trabajo directo a la casa”.

Sus últimas palabras en el programa fueron de agradecimiento nuevamente por la invitación. "Estaba muy nervioso de esta invitación al Living (el programa de Giménez), porque es como estar aquí frente a Argentina, y quería dar públicamente las gracias porque me han tratado increíble", finalizó.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores