Cine chileno busca y encuentra socios potenciales en la Berlinale

Una de las películas que dejaría Alemania con acuerdos en carpeta es "La nana", cuyo productor Gregorio González es parte del contingente chileno en el festival.

12 de Febrero de 2009 | 11:41 | DPA
BERLÍN.- Los últimos éxitos obtenidos con "Tony Manero", "La nana" y "La buena vida", entre otros, permitieron a los productores chilenos presentes en el Festival Internacional de Cine de Berlín entablar contactos para comercializar sus proyectos, obtener financiación y vender sus atractivos como lugar de filmación.

"La Berlinale (5-15 febrero) nos ha permitido contactar a mucha gente del mercado. Hemos recibido señales positivas", dijo a dpa el actor Luciano Cruz-Coke ("Se arrienda"), que junto a su socio, Felipe Braun, llegó a Berlín con un proyecto digital de 12 películas de bajo presupuesto para las que buscan cooperación, tanto de producción como de distribución.

"Se trataba más que nada de un viaje de sondeo, porque ninguna de las películas está terminada, no buscábamos cerrar acuerdos, eso no suele ocurrir en los festivales, sino hacer contactos, para cerrar contratos más tarde", explicó.

"El cine chileno tiene muchas y buenas ideas, pero poca plata", por eso buscamos cooperación, recalcó Cruz-Coke, presente por primera vez como empresario en un festival europeo.

"Vinimos a Berlín a buscar contactos tanto para proyectos actuales como futuros y parece que ya tenemos algunas ofertas de distribución sobre la mesa", dijo Gregorio González, productor ejecutivo de "La nana", ganadora en Sundance. "Probablemente tendremos alguna ya cerrada antes de irnos a casa", reveló a dpa.

González elogió el cine chileno, su variedad temática y de formatos. "Un país que tiene tan buenos poetas, también ha de tener un buen cine. El país que produjo a un Pablo Neruda y a una Gabriela Mistral debería producir también buenos cineastas", enfatizó.

"He encontrado mucho interés por parte de distribuidores de muchos países. Existe un interés fuerte por los contenidos chilenos", dijo a dpa Macarena López, productora de La Ventura, que acaba de estrenar "Turistas" en Rotterdam.

"Creo que se hacen buenas películas en todo el mundo, la calidad no tiene fronteras. Lo importante es lograr la atención y Chile la tiene ahora mismo, por lo que tiene que saber capitalizarla", añadió.

Por ello, ProChile, el organismo del gobierno de Santiago encargado de promocionar las exportaciones del país, apoyó la creación de un stand en el European Film Market (EFM) de la capital alemana, que alberga 14 empresas chilenas, tanto productoras como distribuidoras, y que ofrece, en 27 metros cuadrados, una plataforma de negocios del sector audiovisual chileno.

"Creo que Alemania está cada vez más curiosa de lo que hay fuera de sus fronteras y de las europeas. Berlín sobre todo se está abriendo cada vez más a otras culturas, es un buen momento para la industria de habla española, que está llegando cada vez más fuerte", consideró la actriz chilena Carolina Vera, que desde hace años trabaja en el cine alemán.

Para Adrián Solar, de Céneca Producciones, la cinematografía chilena está experimentando un avance sin igual. "En 2008 vinimos a Berlín seis productores y distribuidores, este año somos 15. En 2007 hubo 12 estrenos, en 2008, 28", subrayó Solar, para quien sin embargo, Chile todavía ha de mejorar mucho la calidad de su presencia en el exterior.

La edición 59 de Berlinale también exhibió el corto "Lo que trae la lluvia", del director chileno Alejandro Fernández Almendras, y contó con la participación de la joven talento Dominga Sotomayor y del documentalista Patricio Guzmán como experto y panelista en la sección "Berlinale Talent Campus".

"De aquí me interesan sobre todo las charlas de los expertos y también conocer a gente de distintos países que está en la misma etapa que yo, que están haciendo su primera película", dijo Sotomayor a dpa. "Lo bueno es que en la Berlinale todo está abiero. Creo que no es el momento de cerrar cosas, pero si de abrirlas".

Por último, Chile organizó en el marco de la muestra de Berlín un seminario bajo el lema "Shoot in Chile" para presentar el país como locación para producciones internacionales.
"Chile puede vender su belleza y su diversidad. A poco distancia tienes desde el mar al desierto, desde las islas a los lagos, montañas, pistas de esquí, tundras, etc", indicó Bruno Bettati, de la productora Jirafa y presidente de la Asociación de Productores de Cine y Televisión de Chile (APCT).

"Además no sólo tenemos locaciones, sino cierta cantidad de bilingüismo, buenos cámaras, productores y distribuidores que sabemos hacer cosas, sabemos coordinar servicios y a mejor precio", insistió.

Así lo ha podido comprobar Alemania, que ya ha rodado dos películas en Chile. La primera fue "Mi corazón en Chile", estrenada en 2008 y filmada en Santiago y diversas localidades de la región de Valparaíso. El mismo equipo realizó después "Juárez", aún no estrenada, que se desarrolla en la frontera de Estados Unidos y México y que fue rodada en el norte del país.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores