Ser

27 de Febrero de 2009 | 16:38 |

Durante cuatro años el compositor Gustavo Pinochet, más conocido como Guz, estuvo a cargo de las canciones de la popular banda adolescente Kudai. En 2006 decidió apartarse luego de haberlos lanzado al mercado internacional con los singles que escribió para sus primeros discos, e iniciar un proyecto propio y como cantante. Fue así como Pinochet comenzó la búsqueda de dos mujeres que lo acompañaran en las voces. Y encontró a las estudiantes de la Escuela Moderna de Música Coty Palavecino y Lucía Covarrubias. Una vez que el trío estuvo reunido, comenzó la grabación del disco Ser.

Para Guz no era relevante componer canciones que tuvieran notorias diferencias con Kudai. Simplemente le interesaba escribir temas con los que se sintiera conforme. De este modo, en el primer título con Sum se pueden encontrar algunas similitudes con la ex banda que estuvo a su cargo, pero además se suman temas que incluyen toques líricos y árabes, con los que desarrolla una faceta más madura, y no destinada sólo al público adolescente. La canción que da inicio al disco es “Renaceré”. Tiene ese “tinte Kudai” de energía pop juvenil, un tanto melancólica, que se repite luego en “Ven”, “Ayer”, “Alguien” y “Heridas”. Hay que ser paciente y no encasillar al grupo como “el nuevo Kudai”, porque en “Nadie” se descubre una intensa influencia hip-hop, tanto en la música como en las voces y las letras, con frases como “nadie aquí comparte / sólo te quieren partir”. Un vuelco se presenta más tarde en “Ven conmigo”, que sorprende con un toque psicodélico potenciado por las voces de Coty y Lucía.

La voz de Guz se complementa con la de sus compañeras, pero se potencia aún más en las composiciones románticas, donde realiza solos melancólicos que hacen cuestionar por qué estuvo tanto tiempo sin dedicarse al canto. Esto se aprecia en “Lejos” y “Aires buenos”. Por otra parte, Coty expone su interés por la música árabe en “De sangre”, a través de los instrumentos y del canto. Los aires líricos también tienen su espacio con “Ausencias”, que se inicia con una armoniosa voz que luego da paso a la lectura de un poema en francés acompañado de pianos y violines. Es una canción que evoca un castillo medieval, con un comienzo que mezcla la voz femenina con sonidos ecuestres y de metales. Si bien Ser fue compuesto por Guz, es notorio que la presencia de dos cantantes que poseen estudios formales aportan a la depuración final del sonido de la banda. Después de todo, Coty y Lucía se encargaron de instrumentalizar el disco con teclados, guitarras y bajos. Es una fortaleza extra, que separa al trío de Pinochet de Kudai. Sum es una banda pop joven, pero madura.

—Francisca González

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas