Galerías de arte de Bagdad vuelven a florecer, tras años de violencia

El relativo apaciguamiento de la ciudad, que se inició a finales de 2007, ha tenido un impacto psicológico en los artistas y aficionados al arte.

14 de Marzo de 2009 | 09:15 | AFP
BAGDAD.- Cerradas a causa de la violencia y el miedo reinantes tras la invasión militar encabezada por Estados Unidos, las galerías de arte han vuelto a florecer en Bagdad en los últimos meses, reanimando poco a poco a la otrora capital cultural del mundo árabe.

"Las galerías muestran un notable retorno a un alto nivel de actividad", dice con satisfacción Salah Abbas, responsable de la Comisión independiente de Artes plásticas.

"Hemos recibido decenas de solicitudes para abrir galerías en Bagdad y en otras ciudades", añade Abbas, igualmente jefe de redacción de Tachkil, la revista del ministerio de Cultura.

Según él, el relativo apaciguamiento de la situación, que se inició a finales de 2007, "ha tenido un impacto psicológico en los artistas y aficionados al arte".

Bagdad ocupó durante mucho tiempo un lugar preponderante en la producción literaria, artística e intelectual del mundo árabe y musulmán.

Sin embargo con la explosión de violencia que siguió a la invasión encabezada por Estados Unidos en 2003, la mayoría de los artistas y pintores conocidos prefirieron emigrar.

En la actualidad, aun cuando los atentados siguen siendo casi cotidianos --dos recientes explosiones con tres días de intervalo causaron 60 muertos-- el nivel de la violencia es inferior al de 2006 y 2007.

"Las galerías sufrieron mucho y se vieron obligadas a cerrar sus puertas. Los artistas recurrieron entonces a galerías extranjeras para exponer sus obras. Pero ahora las galerías están reabriendo", afirma Abbas.

Qassem Sabti, propietario de la galería Hewar (diálogo), un importante lugar de encuentro de los artistas iraquíes, recuerda haber recomendado en los últimos años a sus colegas que no expusieran sus obras por temor a las represalias.

"Advertí a todo el mundo y les dije que no era responsable de lo que pudiese ocurrirles. Pero la situación ha cambiado", añadió.

Antes de la guerra de 2003, Bagdad contaba con unas 60 galerías. Sólo tres de ellas siguieron abiertas tras el derrocamiento del régimen del presidente Saddam Hussein. Y también algunos talleres de artistas.

Actualmente, varias galerías, públicas o privadas, han reanudado sus actividades, destacando las obras de artistas iraquíes como Alaa al Hamdani, Sattar Luqman y Mondher Ali.

Bagdad "tenía una intensa vida cultural antes de ser escenario de violencia y destrucción", se lamenta Alí, de 61 años, quien expone en estos momentos sus obras en la galería Madarat.

Sus esculturas en madera, reunidas bajo el título general de "Recuerdos de Bagdad", representan mujeres víctimas del horror, con cuerpos mutilados.

En la galería Akad, cerca de las orillas del Tigris, se lleva a cabo la tercera exposición reciente del célebre Sattar Luqman.

Las 30 obras expuestas reflejan la fascinación del pintor por los detalles de la vida cotidiana en Bagdad, y las tradiciones que el tiempo va borrando.

En el sur de Irak, Basora e Hilla cuentan en la actualidad cada una con tres galerías, así como Erbil y Suleimaniye, en el norte.

Y como un signo más de la progresiva reanudación de la vida cultural, escritores y poetas han reanudado sus reuniones semanales. En octubre pasado el Teatro Nacional de Bagdad programó representaciones por primera vez desde la invasión en 2003.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores