La recesión acapara la programación de la TV estadounidense

Desde los programas de comedia hasta los dramáticos, se concentran cada vez más en personajes víctimas de la recesión e indignados por la crisis.

15 de Marzo de 2009 | 05:12 | DPA
LOS ANGELES.- Los espectadores estadounidenses que encienden sus televisores bucando algo de tranquilidad y distracción de la angustia económica podrían no obtener lo que desean en estos días.

Desde los programas de comedia hasta los dramáticos, pasando por los "reality shows", el tradicional refugio del entretenimiento ha pasado de la senda del ciego escapismo a concentrarse cada vez más en personajes víctimas de la recesión e indignados por la crisis.

En el enclave de la calle Wisteria Lane, las glamorosas "Desperate Housewives" están tomando trabajos de medio tiempo para ayudar a pagar matrículas escolares y compadecen a la dueña de la pizzería local, que se queja sobre la reducción de clientes.

"Cuando los tiempos se ponen difíciles, la gente sobrevive sin cosas como pizza," dice la propietaria de la pizzería Lynette Scavo, interpretada por Felicity Huffman.

El nuevo programa de la CBS "Flashpoint" realizó una alusión aun más fuerte al impacto de crisis económica. Un reciente episodio mostró a un ejecutivo de una hipotecaria que recibe un bono de 22 millones de dólares antes de iniciar una despiadada campaña de desalojo de centenares de morosos.

Es entonces cuando tres ex propietarios secuestran al ejecutivo, y uno de ellos incluso se empapa con combustible y amenaza con inmolarse para unirse a su mujer, que ya se suicidó por la crisis financiera.

También los Simpsons volvieron a hacer gala de su rara capacidad para resumir la absurda realidad de la vida cotidiana en un episodio de 25 minutos. En un capítulo reciente, la icónica familia pierde su casa por una ejecución hipotecaria después de que "Homero" tomara una línea de crédito para financiar una fiesta de carnaval.

El drama de Fox "Lie To Me" mostró a un personaje similar a Bernard Madoff en uno de sus recientes episodios, centrado en un financista caído en desgracia que engaña a inversionistas de grandes fortunas con un esquema Ponzi.

Incluso los anuncios de publicidad incursionan en el género de la recesión, desde compañías automovilísticas que prometen aceptar su coche de regreso si pierde su trabajo hasta aseguradoras que destacan la necesidad de ahorrar cada centavo. En Nueva York, un aviso en la televisión local califica a las funerarias como la única institución confiable.

Pero eso no es todo. Hay en camino más material televisivo sobre la recesión. Una serie de ABC llamada "Canned" mostrará lo que sucede cuando varios veinteañeros son despedidos de un banco de inversiones, mientras que en otra serie Kelsey Grammer interpretará a un ejecutivo despedido de Wall Street que abandona el mundo de las finanzas para dedicarse a su familia, que desatendió durante años.

"Millionaires Club" se centrará en un grupo de gente normal que invierte su dinero en un fondo común para enriquecerse rápidamente, mientras "Waiting to Die" habla de dos amigos desempleados y los nuevos caminos en sus vidas.

Imposible hallar series sobre ricos como "Dallas" o "Dinastía", ya que la sabiduría popular dice que lo último que quieren los norteamericanos ahora es mirar las vidas fabulosas de otra gente.

Aunque esto podría no ser tan así, según el profesor de cultura popular Bob Thompson, que recuerda que ambas series debutaron a fines de los 70, cuando el país sufría de estanflación.

"Dar por sentado que un colapso económico va a cambiar lo que la gente quiere ver es muy exagerado", dice. "Aunque estemos sufriendo, aún queremos ver las fantásticas vidas de gente inmensamente rica. Las preferencias de la gente no cambian por una carta de despido".
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores