Arturo Ripstein afirma que sus películas se pueden ver sólo "gracias a la piratería"

El director mexicano, quien integra el jurado del Festival de Guadalajara, dice que a sus 65 años no cambiará su forma de hacer cine.

26 de Marzo de 2009 | 10:59 | DPA

El cineasta Arturo Ripstein, de 65 años, no tiene intención de cambiar su forma de hacer cine.

EFE
GUADALAJARA.- El laureado cineasta mexicano Arturo Ripstein manifestó que algunas de sus películas se pueden ver sólo gracias a la "piratería" y se congratuló por la preferencia que tiene por su cine la industria ilegal.

"Nadie sabe para quién trabaja", declaró en entrevista con dpa en la ciudad mexicana de Guadalajara, donde es jurado del 24° Festival Internacional de Cine.

El cine de Ripstein se caracteriza, entre otras cosas, por una decadencia estética y por llevar el melodrama mexicano hasta sus últimos límites.

Ripstein, de 65 años, dice ser el mismo de siempre, con el mismo estilo y las mismas obsesiones: "¿Cuál es el sentido de cambiar? Uno sigue siendo el mismo, afina uno el instrumento, pero tiene los mismos ojos, las mismas tripas. Uno es la suma de lo que ha sido siempre, se afinan las cosas", dijo.

"Cambiar es una facilidad ocasionalmente. Uno cambia cuando no puede evitarlo. No es un proceso que uno se plantee como opción. Van para adelante las cosas, se tienen ojos de pronto más frescos, de pronto más viejos", expresó.

El cineasta afirmó que en el cine mexicano actual hay más películas y "a veces más talento", y vaticinó que Carlos Reygadas ("Luz Silenciosa") y Marcel Sisniega ("Luces artificiales"), junto a "dos o tres llevarán el estandarte" del cine mexicano en los próximos años.

El director de "Profundo carmesí" espera no haber dejado escuela entre los nuevos cineastas, porque en una cinematografía "tan pequeña y tan caníbal, cada quien es responsable de sus propias perpetraciones".

Ripstein es director de más de 30 largometrajes, varios títulos clásicos entre ellos, como "El castillo de la pureza". En la actualidad hace fila para recibir fondos estatales para filmar "Las razones del corazón", inspirada en un frase del filósofo Blaise Pascal (1623-1662), que reza: "El corazón tiene razones que la razón no entiende".

Dos películas suyas que no se han estrenado en cines, "La mujer del puerto" (1991) y "El carnaval de Sodoma" (2006), se pueden comprar en el mercado de copias ilegales. Otra más, "La virgen de la lujuria" (2002), es favorita en la lista de las películas eróticas y de culto "piratas".

"Sé que están en la piratería, pero que sean éxito no lo creo", manifestó el director de "El lugar sin límite". De todos modos, "me congratula: por lo menos se están viendo en algún lado", dijo.

Del estreno en cines mexicanos de "La mujer del puerto" y de "El Carnaval de Sodoma", no hay noticia: "Hay que preguntarle a la señora (Marina) Stavenhagen", indicó, en referencia a la directora del Instituto Mexicano de Cinematografía.

Ripstein fue el cineasta que en el primer Congreso de la Cultura Iberoamericana en Ciudad de México, en octubre del 2008, recordó al presidente Felipe Calderón que es obligación de cada gobierno apoyar a las cinematografías nacionales.

Calderón "me dijo en corto (privado) que sí, que lo iba a hacer, y ahora con la llegada de Consuelo Sáizar al Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, su primera declaración fue que le iban a echar una mano al cine. Eso es muy reconfortante, ojalá".

El director ha estado tres veces nominado en el Festival de Cannes, Francia, ha obtenido premios en el Festival de Cine de Guadalajara, cinco premios Ariel del cine mexicano y el premio Fipresci de la crítica en el Festival de San Sebastián de 2000 para "La perdición de los hombres", entre otros reconocimientos.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores