"Bob Marley era un trabajólico"

Con dos guitarristas que tocaron con el abanderado de la música reggae en persona llega a Chile este grupo, uno de los herederos del legado del cantante jamaicano.

11 de Mayo de 2009 | 21:19 |

Los dos guitarristas tocaron con Marley: Rohan Reid (bajo), Erica Newel (voz), Al Anderson (voz y guitarra), Jawge Hughes (teclados), Junior Marvin (voz y guitarra), Rochelle Bradshaw (voz) y Paapa Nyarkoh (batería) son The Original Wailers.

Foto: sitio oficial de The Original Wailers.

Uno tocó con Bob Marley desde 1974 y su guitarra es la misma que hasta hoy se oye cada vez que en el mundo alguien pone a sonar una canción como "No woman no cry". Otro se unió al maestro en 1977, justo a tiempo para grabar a su vez en hits como "Exodus", "Jamming", "Is this love" o el megaéxito de 1980 "Could you be loved". Se llaman Al Anderson y Julian Junior Marvin, ambos pasaron años al lado de Marley hasta su muerte en 1981 y hoy lideran The Original Wailers, uno de los grupos herederos del artífice del reggae.


-Fue fantástico -es lo primero que dice hoy Junior Marvin por teléfono desde alguna ciudad de EE.UU. días antes de la próxima visita del grupo a Chile (ver recuadro). Y podría estar hablando de esa vida junto a Bob Marley tanto como de la última vez que visitaron Sudamérica, el año pasado en Brasil. De hecho se refiere a eso, pero el real sentido de la frase está en el acento jamaicano penetrante que se oye por el auricular cuando habla uno de estos verídicos integrantes de los Wailers originales.


-¿Hay un sentimiento común entre la música reggae y Sudamérica?
-Sí, pienso que las vibraciones sudamericana y caribeña son bastante similares. Tenemos estilos de vida parecidos, nos gusta la música, el arte, el deporte. Hay muchas cosas en común en nuestra historia también, con la mezcla de Europa, de África. Los sudamericanos tienen una vibración con mucha alma si se trata de música. A ustedes les gustan las misma cosas que en Jamaica -sonríe.


Adiós a Marley


Ocho músicos en escena componen la alineación de The Original Wailers. Son Erica Newell y Rochelle Bradshaw (voces), los propios Al Anderson y Junior Marvin (voces y guitarras), Christian Cowlin y Jawge Hughes (teclados), Rohan Reid (bajo) y Paapa Nyarkoh (batería). Y cada uno tiene su experiencia: entre ellos Erica fue cantante de Ziggy Marley y los Melody Makers, el más exitoso de los hijos de Marley, y Reid tocó bajo con el músico de reggae sudafricano Jimmy Cliff, explica Marvin.

-¿Cómo es el concierto de los Original Wailers?
-Mucha gente espera que toquemos canciones de Bob Marley & the Wailers, ¿you know?

-¿Y?
-Y no vamos a decepcionarlos -se ríe-. Pero también tocamos unas pocas canciones nuevas, además de los clásicos como "I shot the sheriff", "Get up, stand up", "No woman no cry" entre muchas otras.

-¿Cómo transmiten al resto del grupo el hecho de haber conocido a Marley?
-Bueno, Bob Marley era un trabajólico, ¿sabes? -sonríe-. Trabajaba muy duro, y era bastante duro trabajar también con él tratando de aprender lo más posible. Llevó la música a un nivel muy alto, y tratamos de mantener la promesa hecha a Bob de mantener ese estándar tan alto como sea posible.

-Interesante, porque ésa no es la idea más extendida sobre Jamaica, más bien el cliché es el de gente muy relajada. ¿Es un malentendido?
-Sí, lo es en cierto modo porque a veces no tienen la información correcta. Somos gente muy amistosa, hay muy buen turismo y tal vez la gente piensa que somos relajados porque somos sonrientes. Pero hay que trabajar también. Bob era muy energético.

-¿Qué tan fuerte fue el momento de su muerte, cómo recuerdas haberlo afrontado?
-Pasamos mucho tiempo juntos, de gira, en casa, éramos muy cercanos a nivel familiar, y fue como perder a un hermano. Muy doloroso. Pero tratamos de mantenernos en movimiento, y todos quienes vienen a vernos están felices de que estemos tocando todavía. Es un placer hacer la música de Bob Marley, es un honor estar orgulloso de ese legado.


Raíz, rock y reggae


Distintas vertientes jamaicas dan origen al sonido que el mundo conoce como reggae, entre el ska o pulso veloz y sincopado de fines de los '50 y el rocksteady o variante más acompasada del mismo ritmo que surge a mediados de los '60. El rocksteady es el antecedente directo del reggae, que en los años '70 se desarrolló en paralelo al dub, la variante más hipnótica de esa música basada sólo en el bajo y la batería.


-¿Qué tan orientado a las raíces está el concierto?
-Bueno, tenemos una mezcla: hay algo de dub, de ska… por ejemplo hacemos "Redemption song" del modo en que Bob Marley la hizo, transformada a estilo ska. También tenemos canciones en roots rock y a veces algo más roots reggae (reggae de raíces), como "Rastaman vibrations", "Stir ir up". En realidad es una agradable mezcla entre roots, rock y reggae.

-Como el maestro dijo.
-Yeah.

-¿En tu caso particular cuál fue la primera inspiración para tocar esta música, esas mismas raíces?
-Conocí a Bob Marley en 1977, justo antes de que hiciéramos el disco Exodus. Pero había escuchado a los Wailers cuando grabaron "Concrete jungle", como en el '74, y me inspiraron en un sentido musical muy clásico. No hay nada mejor que eso, que el sonido original. Es por eso que somos los Original Wailers -sonríe-. Tocamos el estilo original.

-¿Es la misma educación musical que tuviste cuando eras joven?
-Nací en Jamaica y la música jamaicana es un inspiradora, muy interesante y tiene muchas mezclas y fuentes, de Sudamérica, de Norteamérica, de África, y todo está mezclado: blue beat (otro de los nombres del ska), ska, rocksteady, y finalmente eso dio por resultado a los Wailers. Pero las raíces se manifiestan mucho más en el ritmo.

-¿Qué tan importantes son esas raíces ahora en Jamaica? ¿Géneros como el dance hallraggamuffin no son más populares? El reggae de raíces es actual todavía?
-Sí. Pienso que mucha gente disfruta el dance hall porque es similar al rap, pero la mayoría prefiere el reggae de raíces, porque se basa más en canciones y en historias acerca de sus propias vidas. El dance hall es más como simplemente un ritmo. El reggae de raíces tiene una historia más larga, más fundamentos y un público más grande.

-Tú estabas con Bob Marley cuando el reggae fue "descubierto" en Inglaterra en los años '70. ¿Fue sorprendente para ustedes, para él en particular, que nuevos grupos como The Clash, UB40, incluso The Police, disfrutaran esta música?
-Sí, fue un tiempo muy bueno, había un montón de grandes grupos, muchos de ellos venían desde Europa y en esto tuvo que ver el sello disquero Island Records. Tuvimos una promoción muy buena, estuvimos en la televisión y en la radio, que ayudó mucho. Fue un gran momento y con grandes canciones: las canciones hacían la diferencia.

-¿Cómo era actuar ante estos jóvenes blancos en Inglaterra, era un público totamente distuinto para ustedes?
-No, porque era un público mezclado. Había un montón de africanos, de sudamericanos en Londres, así que actuábamos ante una mezcla: europeos, africanos, sudamericanos. Todos venían a nuestros shows.

-¿Qué tiene el reggae que siempre ha atraído a esos diferentes públicos y combina con distintos tipos de música: con punk, con electrónica, con rock?
-El reggae tiene un montón de ritmo. El ritmo es la base. Es una mezcla diferente, más que simplemente pop, rock u otra cosa. Era una música muy cálida, muy bailable, y la disfrutaban. Tampoco es música complicada: es muy simple pero al mismo tiempo llena de alma.

-¿Qué te gusta de las nuevas generaciones del reggae?
-Hay muchas bandas de reggae en todo el mundo ahora, en Sudamérica, en Europa, en Japón. Hoy hay reggae en todos los idiomas. Me gusta esa nueva generación de reggae sin fronteras de idioma.

Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores